10 mitos sobre convertirse en dueño de una casa

Nicole Fernandez
30 de Julio 2020, 12:25 horas.
10 mitos sobre convertirse en dueño de una casa

Foto: Especial

Comparte en iconoiconoicono

Todo lo que es verdad y lo que no es tan cierto, respecto a tener una casa, aquí.

Poseer una casa es el sueño de vida de millones. También, es un sueño que viene con sus propios y únicos retos y placeres. 

Para todos los beneficios que conlleva ser dueño o dueña de una casa, hay una cantidad similar de mitos que tratan del cómo es el tener una casa por si mismo y del como mantener la propiedad.

10 mitos sobre las casas, y el poseer una, analizados y aclarados aquí:

Mito #1: Los inspectores encontrarán todos los problemas

En realidad, hasta el mejor en el campo no puede examinar cada cuadro de la casa. Lo mejor es realizar unas observaciones personales, y después estar presente en el proceso junto con el inspector para apuntar o cuestionar cosas que se hayan notado previamente.

Si ya se tiene una casa, la visita de un inspector sigue siendo necesaria. Especialmente si se ha estado en el hogar por más de una década. Podría apuntar problemas que se consideran normales o no se hayan percibido.

 

Mito #2: Todas las mejoras resaltan el valor

No cada peso gastado impacta en el valor de la casa. Por ejemplo: si se construye un gimnasio que abarca más del segundo piso, compradores podrían percibir esa parte como una imperfección, en vez de tomarlo como un punto de venta.

 

Mito #3: Se debe hacer personalmente el trabajo del jardín y reparaciones

Cortar el césped no es la actividad favorita de muchos. Pensar en contratar un servicio es una gran idea. Nunca faltan proyectos en el hogar, y a muchos les gusta hacer algunos DIY ("Do It Yourself" o hazlo tú mismo/a), pero la realidad es que a veces el tiempo, ni la dedicación, es suficiente. Es preferible enfocarse en otras tareas que en vez de estresar, se disfruten.

Te podría interesar: 11 actividades para disfrutar en el patio

 

Mito #4: Siempre/nunca hay que alquilar

Este mito depende de las circunstancias de cada individuo. Aunque es cierto que para muchos, el comprar una casa es una ganancia a largo plazo, tal caso no es igual para todos los compradores.

La realidad es que hay reglas diferentes para todos. Por lo que es mejor tomarse tiempo para realizar investigaciones y con los resultados, escoger la mejor opción para uno mismo dentro de sus posibilidades, presupuestos, metas y preferencias.

 

Mito #5: Una casa necesita respirar

Una casa necesita secarse, ventilar combustibles y proveer de aire fresco, no respirar. 

En otras palabras, el hogar debe contar con circulación de aire de manera estratégica. Nadie quiere retenciones húmedas que traigan terribles consecuencias, tanto como para la salud y como para el bienestar de la casa.

image

Mito #6: Las casas nuevas no necesitan mantenimiento

Una casa es un sistema muy largo y complicado. Entre muchos sistemas mecánicos, incontables costuras y fallas potenciales en la estructura y en la superficie, es casi certero que cualquier hogar, sin importar lo nueva o vieja que sea, tiene algún tipo de detalle que requiera de reparaciones.

El mantenimiento regular es necesario para todas las casas. No importa si es nueva.

 

Mito #7: Las remodelaciones son fáciles y rápidas

Ninguna apropiada renovación se realiza en menos de 48 horas. No hay que dejarse engañar por programas de televisión. Aunque sean "de realidad", siguen siendo ficticios en grandes partes.

 

Mito #8: Ninguna casa está más allá de la reparación

Desafortunadamente, no hay sentido en arreglar algunas casas. Si bien es cierto que casi cualquier cosa se puede reparar, eso no significa que las recompensas financieras y estéticas justifican el tiempo y los gastos para hacerlo.

Hay que hacer una detallada revisión y análisis. Dejar que los expertos guíen, y hacer caso a sus consejos de largo plazo.

 

Mito #9: Se realizará lo que se tenga que hacer eventualmente

Si un detalle de la casa no es emergencia, es muy fácil dejarlo para después. El problema ahí es que la vida pasa y se van olvidando esas partes que se quieren arreglar. Por ello, muchas personas viven con electrodomésticos que no funcionan o con tapiz deshecho por años.

Para evitar caer en lo anterior, se podría realizar una lista de proyectos del hogar y establecer un calendario para cada cosa.

 

Mito #10: Se le puede hacer lo que uno quiera a la casa

Uno de los mitos más comunes cuando se es dueño o dueña de una casa, es que se puede personalizar completamente de acuerdo a las preferencias de uno.

Hay que considerar, especialmente si se quieren hacer renovaciones en el exterior, que eso depende mucho de dónde se vida, requerimientos de zona, asociaciones de vecinos y más. Una casa solo puede con tanto, no demasiado.

Te puede interesar