Aumentan visitantes a la Basílica de Guadalupe

Uriel Vélez
10 de Diciembre 2019, 20:36 horas.
Aumentan visitantes a la Basílica de Guadalupe

Fotos: Uriel Vélez

A dos días de la celebración de la Virgen María, hay un aumento considerable de los visitantes al templo localizado en la popular Colonia Independencia

Monterrey.- En la Basílica de Guadalupe hay una fiesta por partida doble pues los visitantes aprovechan para demostrar su fe pero también a disfrutar de la variada gastronomía que se ofrece en el lugar.

A dos días de la celebración de la Virgen María, hay un aumento considerable de los visitantes al templo localizado en la popular Colonia Independencia, al sur de Monterrey.

La calle Castelar Juan Pablo II, flanqueada por decenas de puestos de comidas, luce repleta de feligreses que forman parte de las casi 2 mil peregrinaciones que se estiman acudirán a la Basílica a partir de mañana.

image

El ambiente de las personas es un contraste. Adentro del templo todo es solemnidad, coros gregorianos, rezos y súplicas y afuera es risas, música y el griterío de los comerciantes.

La señora Lucía y su familia llegó de visita al estado proveniente de San Luis Potosí, motivada por conocer por primera vez la Basílica de Guadalupe pero además para hacer una petición a la Virgen.

“Vine a pedirle algo a la virgencita, espero que me lo puedo cumplir, es algo muy personal pero ella sabe lo que necesito”, comenta al momento de entrar con el rostro cabizbajo al templo.

image

Por otro lado, afuera del santuario, hay familias como la de Oziel López que solo fue a cenar y comprar churros, elotes y gorditas de azúcar.

“Nosotros venimos todos los años, ya entramos al santuario la semana pasada pero hoy nada más llegamos a cenar y comprar algo”, dice el padre de familia.

Y es que las calles aledañas al Santuario están llenas de color en esta época del años hay piñatas, ropa, sombreros, artesanías y por supuesto los tradicionales cobertores.

Además hay una mezcla de olores entre elotes, camarones asados, sopes, tortas pero también churros, algodones, buñuelos y gorditas de azúcar.

Los comerciantes ya están listos para recibir a miles de personas en estos próximos días, unos por devoción y otros por el mero gusto de convivir.