Bajan en México delitos contra la salud por COVID

EFE
22 de Mayo 2020, 14:38 horas.
Bajan en México delitos contra la salud por COVID

Foto: Especial

La pandemia ha provocado que las organizaciones criminales no puedan distribuir sus mercancías.

México.- La crisis del coronavirus también ha afectado la economía del narcotráfico en México, donde la reducción de espacios de oferta y la alteración de las cadenas han llevado a los cárteles a diversificar sus operaciones, lo que agrava la violencia en el país.

Reflejo de ello es la caída anual de 24,61 por ciento en el primer cuatrimestre de 2020 de los delitos contra la salud.

De enero a abril se registraron 12 mil 544 de estos delitos comparados con 16 mil 639 del mismo periodo del año anterior, revela un análisis de la base de datos actualizada esta semana por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Este abril, el segundo mes de la pandemia de COVID-19 en México, se reportaron 2 mil 364 de estos crímenes, un 33,5 por ciento menos que en marzo y un 37.67 por ciento menos que en abril de 2019.

"Claramente sí bajó la demanda porque muchos de sus lugares de trabajo son restaurantes, bares, y todo esto está cerrado", explica Vidal Romero, director del Centro de Estudios sobre Seguridad, Inteligencia y Gobernanza (CESIG) del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Otra muestra de la afectación es la reducción de decomisos en puntos de revisión de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

Comparado con el mismo periodo del año anterior, en el primer cuatrimestre de 2020 la cantidad de marihuana confiscada en esos puntos reportada por la CBP disminuyó en 18.71 por ciento, la de cocaína 30.85 por ciento y la de heroína 33.33 por ciento.

El director del CESIG atribuye el fenómeno a una posible baja de demanda en Estados Unidos más que a la restricción de viajes no esenciales en la frontera entre ambos países, acordada del 21 de marzo al 22 de junio por la pandemia.

"La frontera la cierran para los ciudadanos a pie, para quienes quieren cruzar a Estados Unidos, pero la droga no se pasa por esos lugares, la droga se pasa por túneles, por avionetas, por botes. Esa parte nunca la han cerrado", apunta.