Cinco ciudades y países, donde Uber fracasó

Redacción ABC
09 de Octubre 2019, 16:45 horas.
Cinco ciudades y países, donde Uber fracasó

Foto: Archivo

En México existe mucha oposición por parte de los taxistas tradicionales hacia Uber, pero en otros países fracasó totalmente

Monterrey.- Los taxistas mexicanos se hicieron oír y luego de bloquear el tráfico de la ciudad por horas, la polémica parece no tener fin. Pero nuestro país no es el único donde las protestas masivas acechan a la app.

Cada vez que el gigante de los llamados “negocios disruptivos” desembarca en un nuevo lugar, se desatan las protestas y las quejas de aquellos que se dedican al transporte tradicional de pasajeros. Los taxistas son probablemente los enemigos número uno de Uber, básicamente porque no pueden competir con las facilidades que brinda la aplicación y ven amenazada su fuente de trabajo.

Por el contrario, los consumidores aprueban en forma masiva el uso de este medio, ya que (entre otras cosas) ofrece precios más competitivos, unidades nuevas y sobre todo, seguridad. En esta puja de intereses, son múltiples las ciudades e incluso países enteros donde Uber, no está habilitado a operar legalmente.

1.      Argentina.

Entre otras cosas famosa por sus enormes ciudades y distancias imposibles, Argentina es también reconocida por haber prohibido por completo el funcionamiento de la app. A pesar de esto, es posible abordar un auto de la compañía en Buenos Aires o Córdoba, siempre bajo la existencia de posibles amenazas y agresiones por parte de taxistas tradicionales.

De acuerdo a lo que estipula la ley de ese país y más precisamente las normativas porteñas, Uber no terciariza el transporte sino que brinda un servicio de este tipo. Por esta razón, debe ajustarse a la ley vigente que regula esta actividad. Lo mismo sucede en la ciudad de Córdoba en el centro del país, donde las autoridades municipales llegaron a anunciar que secuestrarían las unidades que sean detectadas ofreciendo este servicio.

La app arribó en 2017 a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y este año a Córdoba. Durante Agosto de este año en la Capital argentina, también se declararon ilegales los servicios de mensajería y delivery de Rappi, Pedidos Ya y Glovo.

2.      Dinamarca.

El caso es similar a lo que sucede en Argentina, sólo que en Dinamarca la normativa se reglamenta con la imposición de sanciones económicas altísimas. La compañía desembarcó en el país europeo en 2017 y en ese entonces contaba con 2.000 conductores y 300.000 pasajeros registrados. Pero la bonanza duró muy poco.

Como siempre, protestas y quejas en la ciudad se hicieron notar y los legisladores locales y políticos a lo largo de la nación, insistían en que el servicio que ofrece Uber es contrario a lo que dictamina la legislación actual en materia de transporte.

Poco después de la llegada de la app, la sanción de una ley que obliga a conductores a instalar sensores de asiento, taxímetros y cámaras de vigilancia, hizo imposible el trabajo de aquellos inscriptos en la app. Las multas para quienes incumplieran la ley, superan los 60mil euros y con el tiempo, Uber terminó yéndose del país.

3.      Alemania.

A excepción de Berlín, Múnich y Düsseldorf, las operaciones de Uber las rigurosas tierras de Ángela Merkel, están absolutamente prohibidas.

La app llegó al país en 2016 con enormes expectativas, pero luego de poco más de un año en funcionamiento y litigios legales mediante, tuvo que cerrar su oficina en Frankfurt y otros grandes centros urbanos. Una vez más, las leyes actuales determinan que el servicio de Uber viola las normas vigentes.

En 2018 y tras un cambio en su junta directiva, Uber regresó a Alemania (solamente instalándose en las ciudades detalladas) con la promesa de adaptar su servicio y obedecer a las normas vigentes.

4.      Londres, Inglaterra.

Esta ciudad, famosa por sus atascos de tránsito y altos precios del transporte público, es en la actualidad el mercado más grande de Uber. Pero esto podría cambiar.

La historia se repite y, como sucede cada vez, la app choca contra las normativas de transporte vigentes, en este caso, en la capital del Reino Unido. Durante el mes de septiembre se dio a conocer que la empresa solamente pudo renovar su permiso para operar hasta el mes de noviembre. Aparentemente el ente regulador del transporte, vio con malos ojos que la empresa de Silicon Valley se niegue a revisar y aportar datos sobre los antecedentes penales de sus choferes, mandatorio en la ley actual.

Hasta el momento no se sabe si Uber seguirá vigente luego de que su licencia caduque, pero sí se conoce que mantiene múltiples batallas judiciales con el Estado de la isla británica.

5.      Barcelona, España.

Aquí la app no pudo dar a torcer la voluntad férrea de los catalanes y a principios de este años, tuvieron que decir adiós a la ciudad de Gaudí.

Un decreto ley sancionado en enero, estableció normas diferentes para taxis y servicios como Uber y Cabify, imponiendo regulaciones que (según las empresas) atentan directamente contra su modelo de negocios.

Con el fin de salvaguardar las fuentes de trabajo y garantizar la competitividad justa, los representantes del gobierno Catalán establecieron que no sería posible que las unidades circulen vacías, establecer un período de pre-contratación de mínimo 15 minutos y prohibir el uso de geo localizador previos a encontrar un pasajero.

fiiart