Consideran el transporte inseguro, lento y caro

Redacción ABC
18 de Marzo 2019, 06:40 horas.
Consideran el transporte inseguro, lento y caro

Foto: Gabriela Dimas

Los taxis rosas anunciados el año pasado no se han visto

Monterrey.-  Los problemas del transporte urbano van desde las rutas hasta los vagones, pues abarca todo el sistema estatal y los usuarios están preocupados ante la inminente alza de la tarifa, por quedarse sin opciones.

A través de recorridos y denuncias de lectores, ABC Noticias constató las malas condiciones en las que viajan los regios por la zona metropolitana, además de sufrir los tiempos de espera para abordar un camión que consideran que no está a la altura del precio del pasaje.

El gasto promedio de un habitante de la periferia que viaja todos los días al centro de Monterrey son 720 pesos mensuales. Mientras que si usa el sistema Metrorrey el costo promedio resulta en 600 pesos Y el servicio es considerado malo e inseguro.

Unidades de la ruta 226 se han incendiado mientras circulan por la ciudad con pasaje a bordo. Los camiones de las rutas 39, 400 y 70, de los transportistas afiliados a la FROC son de los que más daños muestran debido a su antigüedad.

En la reciente encuesta “¿Cómo Vamos, Nuevo León?” se dio a conocer que tan sólo el 28.5 por ciento de la ciudadanía se siente seguro al viajar en transporte público. Muestra de ello son las publicaciones en redes sociales sobre los asaltos y acoso sexual que se viven al interior de las unidades, pues no todas cuentan con circuito cerrado.

“Me habla mi hermana llorando, venía de la UANL en la ruta 227 y un hombre la venía tocando pero no es la primera vez. Esto pasó en el trayecto de San Nicolás hacia San Pedro”, mencionó una mujer identificada como Dany Ramos, luego de compartir dos fotografías de un presunto acosador.

Por otra parte, casi un año después de la implementación del taxi y vagón rosa en el Estado, ninguno de los dos opera de manera óptima, de acuerdo con sus pasajeras. La Agencia Estatal del Transporte explicó que por el momento hay únicamente 50 conductoras registradas del taxi rosa, un plan que funciona a través de una aplicación pero que hasta el momento nadie ha visto circular.

Sobre el vagón rosa, las autoridades anunciaron hace un año que se destinaría un vagón exclusivo para las mujeres en el Metro, a funcionar durante las horas de mayor aglomeración, con tal de prevenir la violencia de género al interior de las instalaciones. Sin embargo, no en todas las estaciones hay vigilancia para evitar que los varones lo utilicen, “A veces sí hay quien les diga que no pueden pasar, pero en esta estación (Padre Mier) ya vienen hombres adentro desde Zaragoza.

Pasa por la falta de cultura, que no están respetando”, opinó la usuaria Martha Quintero. Pero la falta de organización, espacios, vigilancia y mantenimiento son generalizados. En la estación Talleres, durante horas pico, los problemas van desde la falta de asientos, la reducida capacidad de vagones, la falta de mantenimiento y la carencia de unidades del sistema Metrobús.

“Cuando llueve, el sistema de puertas es eléctrico y se afecta. Hay veces que hay que sacar un tren (de la estación) y cambiarlo por el que no funciona, hay que cambiar a la gente y eso retrasa sus trayecto”, comentó un empleado que pidió mantener el anonimato. Otro factor que afecta es el tiempo de trayecto.

El promedio de la zona norponiente de Monterrey a la estación del Talleres es de cuarenta minutos. A pesar de que el servicio Ecovía transita por algunos puntos cercanos al Metro, resulta de poca ayuda, pues muchos habitantes de la región tienen que tomar otro camión en ese caso para llegar a sus destinos, pero ésta tiene sus propios retos.

“Si quieren aumentar el transporte, que primero lo mejoren, es lo que se pide, sabemos que todo aumenta, pero que las unidades a veces huelen a quemado, no estoy a favor, pero ¿cómo se defienden? No pueden decir: trae la calefacción, el clima, porque están mal”, expresó la usuaria María del Roble Pérez.

fiiart