Cuarentena demuestra quién es quién entre alumnos

Maguelsy Caballero
23 de Mayo 2020, 12:14 horas.
Cuarentena demuestra quién es quién entre alumnos

Foto: Especial

En opinión de maestros de universidades de Nuevo León, clases a distancia por COVID-19 han demostrado qué tanto interés tienen los estudiantes por aprender

Monterrey.- Hoy sábado 23 de mayo se celebra el Día del Estudiante, aquellos que día a día toman clases para desarrollarse académicamente en vía de afrontar retos profesionales y de vida, incluso desafíos como la contingencia de salud por coronavirus (COVID-19).

Y es precisamente esta pandemia la que ha resultado un reto, pues con la implementación de las clases en línea, son precisamente los alumnos los que tienen que poner la mayor voluntad para lograr aprender a distancia con su profesor.

Maestros de Monterrey, que trabajan en diferentes universidades, mencionaron que a lo largo de la contingencia de salud, el alumno que realmente está dispuesto a aprender lo hace, ya sea en un salón o a través de una computadora.

"En los alumnos de inmediato se está viendo quiénes son los que sí están más aplicados o quiénes son los que les están sacando más gusto al tema y quienes no, depende del alumno", mencionó Fernando Ortiz, maestro de la Facultad de Contaduría Pública y Administración en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Felipe Flores, profesor de Mercadotecnia Política en el Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), y Marcelo Rodríguez, maestro Diseño Gráfico en la U-ERRE, coincidieron en que hay diferencias entre una clase presencial y una en línea, pero también coincidieron en que el aprendizaje depende del estudiante.

"Si bien hay herramientas, los alumnos deben estar en la clase para apoyar. Con las clases a distancia se están llevando adelante las cosas, aunque en mi caso particular, se disfruta esa interacción personal, esa convivencia cara a cara no ocurre y pues deja de tener cierta parte de la chispa dar esa clase. Ahí está el reto para todos", expresó Felipe Flores.

"Si tú tienes un buen maestro y un buen alumno, y que comparten esa idea y que hay empatía y que tienen interés, lo más seguro es que por correspondencia van a aprender, incluso por internet. Pero si tienes un maestro y un alumno que no se entienden, no importa si es en un salón o a distancia, va a ser difícil que haya un buen aprovechamiento", opinó Rodríguez.

La educación en México tuvo un gran giro en esta contingencia por el COVID-19, ya que se tuvo que adaptar en un 100 por ciento a la era digital, comentaron algunos maestros, pero depende de ellos, y principalmente de los estudiantes, para lograr hilvanar un buen aprendizaje.

Aunque en diferentes universidades ya había un plan de clases en línea o semipresenciales, como el Tecnológico de Monterrey o la Universidad Autónoma de Nuevo León, sin embargo, no se tomó en cuenta que en algún punto todas las clases deberían de tomar este rumbo.

"Yo reconozco a la Universidad (Autónoma de Nuevo León, que en tres semanas digitalizó todos sus planes de estudio, no sé, pero eso para otras escuelas toma años, nosotros nos lo aventamos en semanas", expresó el maestro Fernando Ortiz de la Facultad de Contaduría Pública y Administración.

Por otra parte, al principio de esta transformación, algunos alumnos se vieron en descontento por falta de herramientas, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, sólo un 45 por ciento de los hogares mexicanos cuentan con una computadora, sin embargo, el 48 por ciento de los domicilios no cuenta con acceso a internet.

Sin embargo, tanto algunas universidades, como organizaciones externas a ellas, hicieron programas para ayudar a conseguir computadoras o las herramientas faltantes para algunos alumnos.