Denuncia Bolivia a Evo por terrorismo

EFE
22 de Noviembre 2019, 14:02 horas.
Denuncia Bolivia a Evo por terrorismo

Foto: Internet

Las penas por terrorismo en Bolivia van de 15 a 20 años de prisión y la sedición está penada con 1 a 3 años de cárcel

Bolivia.- Evo Morales fue acusado hoy formalmente de los delitos de terrorismo y sedición por el Gobierno interino de Bolivia, con base en "pruebas" como un video en el que se atribuye su voz para supuestamente incitar a realizar bloqueos en ciudades del país.

La denuncia contra Morales, asilado en México, fue presentada en la Fiscalía de La Paz por el Ministro interino de Gobierno, Arturo Murillo.

El Ministro dijo a los medios que el Gobierno provisional de Jeanine Áñez pide las máximas penas por estos delitos.

Las penas por terrorismo en Bolivia van de 15 a 20 años de prisión y la sedición está penada con 1 a 3 años de cárcel.

"Las pruebas están claras", defendió Murillo, en referencia a un video en que se escucha una voz atribuida a Morales, cuya autenticidad no ha sido demostrada.

La voz, por teléfono supuestamente desde México, incita a un dirigente cocalero en Bolivia a mantener bloqueadas las ciudades.

"Evo dice que maten a los bolivianos haciendo cerco a las ciudades", acusó el Ministro.
 
La denuncia es también contra el exministro de Presidencia Juan Ramón Quintana, cuyo paradero es desconocido.

Murillo aseguró que el 70 por ciento de Bolivia no presenta conflictos, pues se localizan especialmente en puntos como el Chapare, una zona cocalera donde se dio a conocer Evo Morales como sindicalista antes de llegar al poder, donde mantiene muchos seguidores.

Además de Senkata, un punto de la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, donde afines a Morales protestan frente a una planta de combustibles.

Por su parte, el Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, dijo que el Ministerio Público ya investiga la veracidad del video que se atribuye a Morales.
 
Bolivia lleva sumida en un grave conflicto desde el día después de las elecciones del pasado 20 de octubre, cuando comenzaron las denuncias de fraude a favor de Evo Morales, que fue proclamado después vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

El pasado 10 de noviembre, la Organización de Estados Americanos advirtió en un informe graves irregularidades en los comicios y Morales anunció su renuncia, presionado por las Fuerzas Armadas, para al día siguiente salir asilado hacia México.

La renuncia de Morales es calificada como Golpe de Estado por varios Gobiernos y políticos latinoamericanos, mientras que otros países han reconocido al Ejecutivo interino de Áñez y parte de la comunidad internacional ha instado al diálogo sin pronunciarse sobre la crisis política.