Los ‘rookies’ y la batalla por la cuarta plaza cierran la temporada 2023 de la F1

En la madrugada de este viernes comenzarán las actividades del último gran premio del año de la Fórmula 1 en Abu Dabi, donde jóvenes pilotos tendrán la oportunidad de tener acción, entre ellos el regio Pato O'Ward.

Los ‘rookies’ y la batalla por la cuarta plaza cierran la temporada 2023 de la F1.Pato O'Ward será uno de los 'rookies' que tenga actividad este fin de semana en el Gran Premio de Abu DabiCréditos: Twitter McLaren
Por
Escrito en DEPORTES el

Abu Dabi.- El debut de jóvenes pilotos durante los primeros entrenamientos libres, la batalla por la cuarta plaza en el mundial de pilotos en la que están inmersos los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Aston Martin) y las pugnas por ocupar de la segunda a la quinta posición del campeonato de constructores marcarán el Gran Premio de Abu Dabi, el último de una temporada de Fórmula Uno dominada al completo por el neerlandés Max Verstappen (Red Bull).

El último gran premio de este curso llega sin la emoción que sí tuvo, por ejemplo 2021, cuando el campeonato de pilotos se decidió en la última vuelta a favor de Verstappen, que superó el británico Lewis Hamilton (Mercedes), pero los detalles que quedan por decidir harán que muchos quieran seguir sumando puntos para que sus respectivas escuderías sumen un ‘pequeño’ pellizco económico de cara a 2024.

Además, de cara a esta última carrera queda por ver si alguien es capaz de derrotar a ‘Mad Max’, cuya voracidad por seguir acechando récords en forma de vueltas rápidas, poles y victorias parece no tener fin, con el único lunar de su quinta posición en Singapur.

Fue precisamente en el circuito asiático en el que Sainz consiguió su primera victoria en la Fórmula 1 tras dieciséis podios en sus nueve temporadas. Después de ser tercero en el GP de Italia, el madrileño confirmó las buenas prestaciones del Ferrari y consolidó sus opciones para pelear la cuarta plaza con su amigo Alonso.

El bicampeón del mundo ha ido de más a menos con su monoplaza, sobre todo porque las mejoras de Aston Martin no han acompañado, lo que provocó que Alonso viera en pista cómo Mercedes, Ferrari o incluso McLaren superaban a la escudería de Lawrence Stroll.

No obstante, los cinco podios en las seis primeras carreras sirvieron para encaramarse arriba de la clasificación y la magia del asturiano al volante ha permitido que llegue a la última carrera del año con opciones de ser cuarto, pues yace en esa posición empatado a 200 puntos con Sainz.

Pero esta pugna por la cuarta posición del mundial de pilotos no será solo de los dos españoles: también estarán por detrás, al acecho, el británico Lando Norris (McLaren), con 195 puntos, y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), con 188 puntos tras su segundo puesto en el último GP de Las Vegas.

Algo parecido ocurre con el campeonato de constructores. Decidida la primera posición desde hace meses, Mercedes y Ferrari lucharán en Abu Dabi por la segunda plaza, una posición que ahora tiene la escudería alemana -con 392 puntos- sobre la italiana, con 388, aunque todo puede cambiar en la última carrera.

Además, en la segunda mitad del campeonato la escudería que componen Leclerc y Sainz ha mejorado sus prestaciones respecto a la primera parte del campeonato y ha ido recortando puntos poco a poco a la escudería de Hamilton y el británico George Russell.

Ocurre lo mismo en la pelea por la cuarta y la quinta posición: los McLaren de Norris y del australiano Óscar Piastri acumulan 284 puntos por la gran segunda parte de campeonato de la escudería y, en especial, del británico, mientras Aston Martin, con el asturiano y el canadiense Lance Stroll, suman 273.

Pero Abu Dabi también será la oportunidad de muchos jóvenes pilotos para probar los monoplazas en los primeros libres. El de Verstappen, por ejemplo, estará ocupado por el británico Jack Dennis, campeón de Fórmula E, mientras el mexicano Pato O'Ward se subirá a un monoplaza McLaren y el británico Zak O'Sullivan, a un Williams.

También se subirán a los monoplazas pilotos que ya lo hicieron en México: el franco-argelino Isack Hadjar se subirá a un Red Bull; el danés Frederick Vesti, a un Mercedes; el australiano Jack Doohan, por su parte, con Alpine; el francés Theo Pourchaire estará de nuevo en Alfa Romeo, y el británico Oliver Bearman, en Haas.

Harán lo propio el brasileño Felipe Drugovic, que ya condujo el Aston Martin en Monza, y el ruso Robert Shwartzmann (Ferrari), piloto reserva de la escudería italiana.

Así, este gran premio de probaturas para jóvenes pilotos, aunque con algunas posiciones todavía por decidir, será el último hasta el primer fin de semana de marzo, para el que parece haber pocas sorpresas, con la única duda de si el buen hacer del estadounidense Logan Sargeant (Williams) le servirá para renovar en el único asiento libre de la parrilla del año próximo.