Futbolista está en coma tras ser golpeado en México; su madre pide justicia

El joven colombiano Anderson Salas fue agredido por sus rivales en un partido amateur tras festejar un gol; fue internado en un hospital del Estado de México.

Anderson Salas, colombiano de 22 años, fue golpeado tras anotar un gol en un partido amateurCréditos: Captura de pantalla video de redes sociales
Escrito en DEPORTES el

Estado de México.- Una tragedia se vivió en una cancha de futbol amateur en México, luego que un joven jugador colombiano terminó en coma al ser golpeado brutalmente por el equipo rival.

Se trata del colombiano Anderson Salas Mejía, de 22 años, quien fue agredido durante un partido en la colonia Conchita, en el municipio de Texcoco, Estado de México, tras celebrar efusivamente un gol que acababa de marcar.

Al enterarse de lo sucedido, la madre del joven compartió un video a través de sus redes sociales, en el que pide se haga justicia, así como solicita a ayuda para viajar a México y poder verlo, ya que no ha podido hacerlo por la falta de recursos.

El joven futbolista colombiano fue golpeado brutalmente en la cancha. Crédito: Especial 

La mujer, identificada como Jakeline Salas, dijo que su hijo viajó a México hace cinco años, con la ilusión de convertirse en futbolista profesional.

“Pido y suplico justicia por mi hijo, que me ayuden, no he podido ir a verlo ya que soy una madre de escasos recursos que necesita ver a su hijo; él e fue con un sueño hace cinco años de convertirse en un futbolista profesional.

 

“Allá no cuenta con familia, solo cuenta con las amistades. Pido a la justicia mexicana y la de mi país que me escuchen, necesito salir del país para buscar a mi hijo”, señaló la madre del joven agredido.

Estos hechos ocurrieron el pasado jueves 7 de septiembre, cuando se enfrentaron Vortezx, el equipo del colombiano, contra Pirotex. Todo cambió cuando Anderson anotó un gol, lo que hizo enojar a sus rivales.

Videos difundidos en redes sociales muestran el momento en que otros hombres arrinconan al joven contra una de las mallas que delimitan la cancha y lo golpean brutalmente, aunque se encontrara en el suelo.

Alguno de sus compañeros intentó ayudarlo, pero no pudo detener los golpes de sus adversarios, quienes pararon hasta que el joven sudamericano estuvo inconsciente en el suelo.

Fue trasladado al hospital Santo Niño de Atocha, donde se encuentra internado desde ese día y es reportado como grave.