Tigres remonta con polémica al Puebla en el Cuauhtémoc

Tigres derrotó 3-2 a La Franja con anotaciones de Reyes, Brunetta y Córdova para tomar el tercer lugar de la general. El árbitro Jorge Camacho no marcó tres posibles penales en contra del club felino.

Tigres remonta con polémica al Puebla en el Cuauhtémoc.Diego Reyes del Tigres en festejo con sus compañeros de equipo después de anotar el segundo gol durante el partido entre los felinos y el PueblaCréditos: JAM Media
Escrito en DEPORTES el

Puebla.- Tigres consiguió una remontada, y con polémica, para derrotar 3-2 al sotanero del Clausura 2024, el Puebla, y poner fin a una racha de siete años sin victoria en el Estadio Cuauhtémoc.

Jorge Camacho, árbitro del encuentro, no marcó tres posibles penales en contra de los felinos y permitió un tiro de esquina tras una aparente mano de Sebastián Córdova que derivó en uno de los goles, en el duelo que abrió la Jornada 13.

El partido comenzó con una jugada de Puebla que se pidió como penal por falta sobre Santiago Ormeño, pero el árbitro ni siquiera fue llamado por el VAR.

Al 18’, Nicolás Ibáñez, quien tomó el lugar del ausente André-pierre Gignac, anotó un gol con la cabeza, pero fue anulado porque el balón le pegó en la mano.

Quien sí se hizo presente en el marcador fue el juvenil Alberto Herrera, quien, al minuto 23, puso el 1-0 a favor de Puebla con un disparo desde fuera del área que dejó sin oportunidades a Carlos Felipe Rodríguez.

El gol provocó que Tigres se lanzara al ataque, quedándose cerca del empate en un par de disparos de Juan Brunetta y Diego Laínez, pero Diego De Buen fue quien más cerca estuvo de mover el marcador con un tiro que pegó en el poste y que casi se convierte en el 2-0 para los 'Camoteros'.

Para la segunda mitad, Tigres se mantuvo como el equipo dominador y consiguió darle la vuelta al partido con un toque de polémica.

En el 61’, Guido Pizarro se inventó una jugada por la banda derecha y sirvió un pase al corazón del área, donde Juan Francisco Brunetta apareció para empujar el balón a la red para el 1-1.

La polémica volvió a hacerse presente cuando al 70' no se marcó posible penal por mano de Nicolás Ibáñez y dos minutos después, no se señaló otra mano de Sebastián Córdova, en una jugada que derivó en el tiro de esquina en el que Diego Reyes marcó el 2-1 con un remate de cabeza.

Tigres anotó el 3-1 en el 80’, con un remate de Sebastián Córdova tras una falla de la defensa y parecía que liquidaba el partido, pero ese gol revivió a los poblanos, que estuvieron a punto de recatar el empate.

En el 82’, Luis Arcadio García anotó el 3-2 con un remate de volea y en la siguiente jugada Carlos Felipe Rodríguez hizo la atajada del partido a un cabezazo de Angulo.

La última polémica del juego fue cerca del final, cuando el árbitro decidió revertir un penal por manos de Juan Pablo Vigón, dando así el triunfo a unos felinos que acabaron defendiendo su ventaja.

El triunfo deja a Tigres momentáneamente como tercer lugar con 24 puntos y pensando ya en el partido de Concachampions ante Columbus Crew.