Desafía Nahle a hackers, Pemex no pagará soborno

Redacción ABC
14 de Noviembre 2019, 06:44 horas.
Desafía Nahle a hackers, Pemex no pagará soborno

Foto: Especial

Admite Secretaria de Energía ciberataque del fin de semana y revela que piratas informáticos exigieron 5 millones de dólares; ya se trabaja en la solución

Ciudad de México.- Pemex no pagará el soborno de unos 5 millones de dólares que exigen “hackers” para que parte de sus operaciones informáticas afectadas por un ciberataque el pasado fin de semana vuelvan a la normalidad, aseguró ayer la Secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle.

“No, no se va a pagar. Pemex es una empresa seria y ya está la gente de informática” tratando el tema, declaró a medios la titular de la Sener al término de su participación en la Exposición Internacional del Sector Energético en Boca del Río, Veracruz.

Nota relacionada: Afirman que Pemex fue blanco de ciberataque

La petrolera estatal Pemex comunicó el pasado lunes que el domingo 10 de noviembre fue el blanco de “intentos de ataque cibernéticos” que fueron “neutralizados” oportunamente pero que sí llegaron a afectar al 5 por ciento de los equipos personales de cómputo.

Reiteró que la producción y el abastecimiento no se habían visto afectados y que operaba con “normalidad” porque los principales sistemas no estaban “comprometidos”.

No obstante, medios especializados publicaron ayer que los piratas informáticos habían exigido cerca de 5 millones de dólares para resolver la situación y “liberar” los sistemas, atacados a través de un “ransomware” (un software malicioso que permite exigir “rescate”).

En respuesta, Nahle explicó ayer: “Las grandes empresas están expuesta a hackeos, virus, y efectivamente ahora Pemex, su gente de comunicaciones, está atendiendo el tema”.

Según la secretaria, ayer mismo podría quedar resuelto definitivamente el asunto, aunque hasta el cierre de esta edición no se había confirmado sobre esto.

La funcionaria federal reconoció que si bien los equipos informáticos no operan en su totalidad, ello no afecta la operación de la compañía.

Destacó que este “virus”, como calificó la amenaza, también entra a otras “empresas grandes” y reconoció que afectó sobre todo a computadoras de la torre administrativa de Pemex, ubicada en la Ciudad de México.

“Las plantas están operando, los pozos trabajando y los barcos circulando. Es administrativo”, concluyó.

Pemex arrastra actualmente una deuda financiera de más de 106 mil millones de dólares y otros 64 mil millones comprometidos en pensiones de trabajadores, lo que convierte a la empresa en la petrolera más endeudada del mundo.