Nadie puede detener la igualdad: Olabuenaga

La publicista Ana María Olabuenaga afirma que la participación femenina en los negocios es imparable gracias al apoyo de ellas mismas y a una mayor conciencia empresarial

Por
Escrito en DISTRITO ABC el

Navegar en un mundo de hombres y ser lo suficientemente dócil para que no se dieran cuenta que estaban ingresando, fue parte del trabajo que mujeres de hace algunas generaciones llevaron a cabo para sobresalir empresarialmente.

“Había una conciencia clara de que eras mujer”, dice Ana María Olabuenaga, CEO de Olabuenaga & Cuchí, “y que si querías un lugar en el arte, en los negocios, tenías que navegar de tal forma que parecieras hombre y que no les ibas a lastimar su posición”.

Las famosa publicista mexicana, creadora de campañas memorables como la de “Soy Totalmente Palacio”, se jacta del cambio profundo que se ha dado en México a favor de la igualdad de las mujeres.

Las mismas empresas, dice, han comenzado a abrirse a este cambio, confiesa, emocionada, la publicista.

“Es como una bola de nieve, no lo van a detener, ya nadie lo puede detener, es cuestión de tiempo que se den cuenta que esto es importante para la propia empresa, es importante socialmente”, expresa.

La trascendencia de la mujer como cabeza de organizaciones, dice, no sólo es parte de una realidad, de una vocación democrática, sino “también hay un retorno de inversión y eso lo están viendo las empresas en este momento”.

El cambio que enfrenta la sociedad  lo ve Olabuenaga también en la forma de ser de las nuevas generaciones, que hoy se muestran más valientes y aguerridas por alcanzar su lugar.

“No se detengan, si lo ven, si lo piensan, existe y puede suceder, sean valientes”, plantea en entrevista.

Una mujer... detrás de otra exitosa

Conseguir el éxito profesional implica esfuerzo y dedicación y ésto se logra de mejor manera si se recibe el respaldo que otras mujeres, asegura la publicista.

“Detrás de una mujer que puede hacer una vida profesional hay otra mujer que está ayudándote”, dice a rebatir el mito de que son ellas las enemigas más perfectas de su propio género.

Olabuenaga habla del respaldo que hay entre las mujeres desde la amistad, el compañerismo, el de las madres como empleadas del hogar.

En su perspectiva, la naturaleza femenina lleva a las mujeres a atender no solo un trabajo sino una familia.

El hecho de que una mujer crezca profesionalmente, asegura la publicista, genera un efecto positivo hacia otras mujeres.

El emprendimiento femenino, afirma, “es importantísimo”, pues “esa consciencia de haber roto su techo de cristal permite mandar el elevador hacia abajo para que se suban otras mujeres al piso a donde ellas llegaron”.

Olabuenaga total

La experiencia de Olabuenaga en el negocio publicitario comenzó hace varios años, como la mente creativa detrás de la campaña “Soy totalmente Palacio” para el Palacio de Hierro, una de las principales cadenas comerciales de México, propiedad de la familia Baillères.

A más de 20 años de aquel hito publicitario, reconoce que éste la sigue emocionando porque esa campaña representó “esas pequeñitas verdades de todos los días”.

No obstante, aclara, una estrategia creativa como aquella no es viable en el momento actual.

Más allá de que los mensajes sigan o no siendo verdad, hoy las mujeres “no queremos que nos digan eso, dice.

“Hay dos cosas que una mujer no puede evitar: llorar y comprar zapatos; sin embargo, ya no queremos que nos reflejen así y yo lo entiendo”, afirma

La publicidad evoluciona con la sociedad y hay anuncios que no podrían traerse a la época actual porque “no se ven bien”, reconoce.

“La publicidad siempre quiere caer bien, es un mundo de felicidad que no existe más que en la publicidad. Si antes había esos anuncios era porque así representaban mejor a la sociedad; la sociedad de ese momento así pensaba”, expresa. 

El peso de las mujeres en la publicidad

A diferencia de lo que ocurría cuando ella inició su carrera, hoy Olabuenaga ve, con agrado, que las mujeres se han establecido en el negocio publicitario y que hoy “los puestos de directoras creativas en agencias son incontables, cada vez 
hay más, son muy buenas y con una conciencia muy clara”.

El valor de la mujer en ese medio es importante pues el 85% de las cosas que se hacen en el mundo las compran mujeres, no solo para ellas, sino para su casa, para sus padres.  Son las que compran seguros, de viajes, son ellas las que están decidiendo, asegura

Las mujeres aportan al desarrollo de ideas porque entienden cómo sienten ellas mismas, asegura la ejecutiva publicitaria.