Análisis: Coctel de problemas dibuja una crisis larga

El fenómeno de la estanflación impacta los mercados globales con altos precios, poco crecimiento y caída en bolsas. México no es la excepción

Por
Escrito en DISTRITO ABC el

La mayoría de los analistas anticipaba que tras salir del bache del COVID-19, el mundo se enfilaría a una recuperación robusta y consistente.

Pero tales expectativas resultaron demasiado optimistas y hoy la economía mundial se enfrenta a un coctel de problemas que incluye altos precios, desaceleración económica y aumento en los intereses.

Al cierre de abril pasado, la inflación anual en México había alcanzado el 7.7%, la más alta desde febrero del 2001, rompiendo así un récord de más de 21 años.

En el mismo mes, la inflación en Estados Unidos alcanzó el 8.3%, dos décimas abajo que en marzo previo pero muy lejos de los niveles del 5% en que se mantuvo a lo largo del 2021.

Además, las alzas de precios en el país vecino han roto ya récords de más de 40 años.

¿Cuáles son las causas?

Los expertos han dado en llamar a este fenómeno como una estanflación, caracterizada por el aumento constante en los precios, poco crecimiento y desempleo.

A decir del analista económico Jesús Garza, el problema lo detonaron “choques externos como la guerra en Ucrania, que está encareciendo muchos insumos básicos, entre ellos el trigo y níquel, y también los energéticos, como el gas natural y el petróleo, lo que contamina los precios no sólo en México sino a nivel global”.

A ello se suma, explica el especialista y director de la firma Soluciones Financieras GAMMA, el confinamiento post COVID de la economía china, lo que ha paralizando el abasto de insumos para la industria.

Este hecho impacta a los fabricantes, pues dejan de tener suficientes insumos para su producción.
Y paralelamente los productos se encarecen debido a la Ley de la oferta y la demanda: al recortarse el abasto, la demanda crece y los precios tienden a aumentar.

Pero este problema de desabasto no lo sufren solamente las empresas manufactureras sino incluso los usuarios comunes y corrientes, entre ellos los compradores de autos nuevos, que han tenido que esperar largos periodos para encontrar sus modelos preferidos, debido a que los chips y las autopartes no se están surtiendo a tiempo.

Según Garza, la estanflación es el “peor de los dos mundos” porque cuando se desacelera una economía los gobiernos utilizan herramientas de política fiscal y económica para estimular la demanda y favorecer una reactivación. Sin embargo, este tipo de estrategias se vuelven más difíciles en el escenario actual de descontrol en los precios.

“La inflación está muy alta y entonces tienes que restringir la oferta monetaria, y al hacer eso provocas que la economía se desacelere aún más”, explica Garza.

Más intereses

El problema de los altos precios ha obligado a los países a aumentar sus intereses.
En México, la tasa de referencia TIIE a 28 días pasó de 4.3% en mayo del 2021 pasado a 7.2% el mes pasadp-

En Estados Unidos, la Reserva Federal (banco central de ese país) también ha aplicado alzas récord en las tasas.

“Los gobiernos tienen que combatir la inflación utilizando las herramientas disponibles y la más clara es la política monetaria, las tasas de interés”, dice Garza.

Alerta además que este fenómeno se seguirá viendo mientras la inflación esté descontrolada y en México los
intereses podrían llegar hasta el 10 por ciento. 

“La inflación se divide en dos: la subyacente, en la que los gobiernos tienen incidencia mediante
la política monetaria, y la no subyacente, que es volátil”, explicó el analista.

La presiones inflacionarias están más marcadas por los alimentos, así como por las gasolinas, donde los subsidios del gobierno han impedido que los precios se eleven hasta el doble dígito (10% o más), advirtió.

“Estos dos rubros no los puedes controlar porque obedecen a choques exógenos, pero si el gobierno no actúa subiendo las tasas de interés, el problema sería aún más grave”, opinó.

Bolsas y acciones sufren La actual crisis ha causado descalabros en los mercados bursátiles a nivel global, haciendo que las grandes empresas pierdan valor al caer sus acciones. 


Por ejemplo, la acción principal de Google en el mercado tecnológico del Nasdaq, en Nueva York, pasó de $2,860 dólares a inicios de abril, hasta los $2,240 hacia el cierre de mayo, una pérdida del 22 por ciento.

El fenómeno ha sido similar en la mayoría de las firmas tecnológicas globales. 

El especialista Jesús Garza explicó sobre este efecto que “al aumentar las tasas de interés, el valor presente de los ingresos futuros de las empresas son menores que antes y esto le pega al valor de sus acciones”.

Además, dijo, las empresas ven nubladas sus perspectivas de ingresos debido a la expectativa de que las economías se desaceleren y con ello se reduzca el consumo, y sus ventas.

“Cuando se espera un menor consumo, se esperan menores flujos y esto impacta adversamente la valuación de las compañías”, amplió.

¿Qué es la estanflación?
Es un fenómeno económico caracterizado por una inflación alta persistente, altos niveles de desempleo y el estancamiento económico de un país.
Fuente: Investopedia