En la mira: El Cuchillo II será una obra vital

Prudencio Templado nos plantea el impacto que tendrá el proyecto Cuchillo II para garantizar el abasto de agua y el impulso a la economía acerera de la ciudad

Por
Escrito en DISTRITO ABC el

Además de que será una obra realmente crucial para Nuevo León, el Cuchillo II traerá también gran dinamismo a los negocios locales. La construcción ya arrancó y el plan del estado es terminarla en tiempo récord. Aunque no hay una fecha definitiva para su terminación, es probable que el desarrollo se extienda por todo un año.

Se trata de construir un acueducto gemelo al que ya existe y bombea 5,000 litros por segundo para la Zona Metropolitana de Monterrey desde la presa más importante del estado.

Una ventaja de este proyecto es que se tenderá por la misma ruta del acueducto actual, que viaja desde el gigantesco embalse de El Cuchillo, en China, Nuevo León; llega hasta la potabilizadora San Roque, en el municipio de Juárez, y de ahí distribuye el agua hacia la capital regia.

No ha quedado bien dimensionada la enorme importancia que tiene la presa El Cuchillo, inaugurada en 1994. Los 5,000 litros por segundo que bombea equivalen a un tercio de lo que consume Monterrey. Por eso el proyecto es vital y  además constituye el esfuerzo más importante para asegurar nuestro abasto de agua.

El costo de la obra es de $10,500 millones de pesos, cifra que equivale al triple de lo que costó el nuevo estadio de Rayados. Fue impulsado por el gobierno estatal, que correrá con el 55% de su costo total, y el resto le tocará a la Federación.

Una vez terminado, el acueducto duplicará el abasto de agua que ya recibimos de la presa de China, Nuevo León, pero además su desarrollo le estará dando buenas oportunidades a los negocios locales. Ya se asignaron los 10 tramos de construcción y se eligieron a las principales empresas que participarán en el abasto de las tuberías y las bombas.
La parte correspondiente a la obra en sí será coordinada por el gobierno Federal a través de la Conagua, mientras la elección de las tuberías y bombas corresponderá al estado.

Los acereros tendrán una participación clave, ya que son los encargados de fabricar los ductos y, como dijo el propio director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), Juan Ignacio Barragán, éstos insumos no se pueden ir a comprar a una ferretería, sino que implican en sí mismo todo un desafío de ingeniería, ya que son de altas especificaciones.

Líderes del sector acerero hablan en esta edición de Distrito ABC de los problemas que han enfrentado en años previos debido a la pandemia, ya que el sector automotriz, uno de sus mayores clientes, disminuyó sus pedidos ante los problemas de abasto de componentes electrónicos y al atraso en los fletes provenientes del continente asiático.

Así que esta nueva obra acuífera de Nuevo León, donde ya se informó que participarán empresas como Villacero, Tubacero y Tubar, significará un gran aliciente para este sector que, no hay que olvidar, ha sido un componente histórico de la bonanza industrial de nuestro estado.

Un tema que destaca en lo que será la asignación de estos grandes contratos es la aplicación del modelo conocido como Obra Pública Financiada, que reducirá el impacto financiero para el estado.

El esquema permite a las empresas contraer financiamiento para producir los insumos de la obra, mientras que AyD operará como garante pero sin adquirir directamente todo el crédito.

El tiempo corre para que el acueducto El Cuchillo II quede listo y Nuevo León pueda tener seguro, al menos por un plazo razonable, su abasto de agua, el cual como sabemos se ha visto comprometido debido a los problemas de sequía, el

Calentamiento Global, y la desatención que históricamente se le ha dado a este tipo de proyectos.