Muerte de Eugenio Garza Sada inspiró a empresa de blindajes

El trágico homicidio del icónico del empresario regio Eugenio Garza Sada sembró, indirectamente, la idea para un proyecto que hoy es uno de los principales en el negocio del blindaje

Por
Escrito en DISTRITO ABC el

El asesinato del empresario Eugenio Garza Sada hace 49 años dejó una huella en la sociedad neoleonesa y sembró también una inquietud en los hermanos Herrera Martínez cuando eran apenas unos niños.

Hoy, ambos acumulan ya casi tres décadas de haber lanzado su empresa Transportadora de Protección y Seguridad (TPS), dedicada a uno de los negocios más prósperos de México: el blindaje de vehículos.

Marcial Herrera, uno de los directores de TPS, asegura que el interés por este tipo de servicios es constante, debido a la necesidad de personas con altos ingresos que desean protegerse de un eventual ataque o un intento de privación.

En entrevista desde las instalaciones de TPS Centro, ubicadas sobre la calle Washington en el corazón de la ciudad de Monterrey, quien entre 2015 y 2016 encabezó la Secretaría de Seguridad Pública de San Pedro, explica cómo su empresa se ha enfocado en combinar la seguridad con la innovación.

“Lo que hicimos nosotros fue que compramos cuatro vehículos, los operamos, los desarmamos y dijimos: ‘ésto no está bien hecho’. Ahí nació TPS”, expresa.

Dentro de sus clientes, dice Herrera, predominan los empresarios sobre los políticos. 

Actualmente, la empresa cuenta ya con oficinas en Austin Texas, Canadá e incluso Abu Dhabi.

Un valor de la industria: proteger vidas
Blindaje: necesidad real