DISTRITO M

Estilos de vida regios favorecen la carestía

Escalada de precios en Monterrey es impulsada por alzas en cerveza, aguacate y tortilla, productos indispensables entre las familias de NL

Por
Escrito en DISTRITO M el

Monterrey no es solamente una de las capitales más dinámicas y con mayor poder adquisitivo del país; es también de las más tradicionales y en tal contexto las carnes asadas son todo un “deber” para sus familias.

Así lo reflejan los indicadores de inflación en la urbe regiomontana, donde los precios se han mantenido al alza durante este año apuntalados por productos como la tortilla, el aguacate y, en estratos bajos, también la cerveza.

Según el Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la UANL, la inflación en Monterrey y su zona conurbada alcanzó su nivel máximo del año en abril, con una tasa de 6.68%, por encima del dato nacional, que fue de 6.08 por ciento.


La directora del CIE, Joana Chapa, explicó que esto se debe al fuerte contraste que muestra el 2021 con respecto al 2020, en meses equivalentes.

La primera mitad del año pasado fue un periodo de gran confinamiento por la pandemia del COVID-19, lo que restringió la movilidad y el consumo. 

“A la economía familiar le afectan tanto los precios como el ingreso. Los ingresos fueron duramente afectados el año pasado en el contexto de la pandemia, los cierres de actividades generaron despidos, reducción de horarios y reducciones de sueldo”, dice Chapa Cantú.

Este año, en cambio, la economía se reabrió y los precios comenzaron a subir y así la inflación local se mantiene por encima de lo acostumbrado.

Mientras el año pasado, entre abril y julio, la inflación anual fue de menos del 1%, en 2021 el indicador se ha mantenido más cercano al 6 por ciento.

Hoy la dinámica en la zona metropolitana de Monterrey es distinta que en el arranque de la pandemia. La gente ha vuelto a las calles, a pesar de que la propagación del Coronavirus es aún más latente.

Ante ello, Chapa Cantú recomendó: “lo mejor ahorita es que la economía se mantenga abierta para no impactar los ingresos”.

 

Sufren negocios por alzas de precios