DISTRITO M

Sufren negocios por alzas de precios

Insumos de empresas muestran fuerte presión inflacionaria y expertos prevén que la tendencia seguirá el resto del año

Por
Escrito en DISTRITO M el

Desde que la Caintra inició sus encuestas para medir las alzas de precios en insumos de la industria regia, sus indicadores nunca habían estado tan altos.


La cámara más importante de Nuevo León, que agrupa a los colosos manufactureros del estado, inició en 2013 el proyecto de sondear a sus agremiados sobre los costos en materias primas.


El ejercicio dio como resultado un índice que en marzo pasado rompió récord y que desde entonces se ha mantenido por encima del nivel acostumbrado.


“El sector empresarial de Nuevo León y México está enfrentando dificultades ocasionadas por la pandemia y la incertidumbre, entre otros, por lo que es indispensable que el tema inflacionario no sea un obstáculo más para el crecimiento económico”, declaraba la Caintra en un comunicado reciente.


El indicador de los precios de las materias primas cerró en junio pasado en 71.8, aunque ya había subido hasta 75.1 el mes previo.
Adicionalmente, también en junio pasado un 62% de las empresas encuestadas decía estar siendo afectada por las alzas de precios en las materias primas.


Estas cifras van de la mano con el repunte en la inflación, que en abril pasado fue de 6.08% a tasa anual, la cifra más alta desde enero del 2018.


Aunque a partir de abril el indicador ha ido cediendo, todavía se mantiene alto con respecto al 2020.


Y es que, en parte, esto se debe a que en el primer semestre del 2020 se registraron los meses más restrictivos de movilidad por la pandemia del COVID-19, lo que tiró el consumo e hizo que los precios se mantuvieran bajos. En cambio, para el 2021 el consumo se ha mantenido alto debido a una relativa recuperación económica.


“La gente antes no salía, ahora sale y gasta y ya estás contaminando la demanda agregada a través de mayor consumo privado”, dice el analista económico Jesús Garza.


“El Banco de México deberá actuar acorde elevando las tasas de intereses y la inflación podría terminar el año entre 5 y 5.5 por ciento”, dijo el también profesor de Economía de la Egade Business School y director de Soluciones Financieras Gamma.  


De acuerdo con la mayoría de los analistas, para el año próximo la inflación tenderá a bajar, ubicándose entre un máximo de 3.7% y un mínimo del 3.01 por ciento.