El Papa Francisco dona dos respiradores a Ecuador

EFE
20 de Junio 2020, 08:10 horas.
El Papa Francisco dona dos respiradores a Ecuador

Foto: Captura de YouTube / Vatican News

Comparte en icono icono icono

Actualmente en ese país, la pandemia de Coronavirus ha contagiado a 47 mil 322 personas y causado casi 4 mil fallecidos

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco ha donado dos respiradores a Ecuador, adonde llegarán en los próximos días para ayudar a los hospitales del país, donde la pandemia de Coronavirus ha contagiado a 47 mil 322 personas y causado casi 4 mil fallecidos.

El embajador de Ecuador en el Vaticano, José Luis Álvarez Palacio, informó a la nunciatura Apostólica de que los dispositivos ya han salido del Vaticano y llegarán al país en los próximos días.

Francisco ha donado también dos respiradores a la diócesis de Lecce, en la región italiana de Apulia, y otros cinco respiradores a la ciudad de Suceava, en Rumanía, mientras que otros tres fueron a la capital de España, país donde otros respiradores donados por el papa llegaron en marzo.

Además, el 18 de abril el pontífice envió diez respiradores a Siria y otros tres al Hospital Saint Joseph, en Jerusalén, contribuyendo también al suministro de equipos de diagnóstico para Gaza y para el Hospital de la Sagrada Familia en Belén.

El Hospital de Bérgamo, una de las ciudades italianas más afectadas por la pandemia, recibió una donación de 60.000 euros a principios de abril, mientras que a mediados del mismo mes se donaron suministros médicos a las residencias para ancianos en Umbría.

Francisco también ha creado un fondo de emergencia en las Obras Misionales Pontificias (POM), con un presupuesto inicial de 750 mil dólares para ayudar a los países más pobres.

El papa Francisco agradeció hoy la labor del personal médico durante esta pandemia, a los que calificó de "ángeles" para los enfermos,  durante una recepción a representantes de los trabajadores sanitarios de Lombardía, la región más afectada de Italia por el Coronavirus.

Francisco explicó que "en el torbellino de una epidemia con efectos impactantes e inesperados" la presencia del personal médico "fue un punto de referencia seguro antes todo para los enfermos, pero de una manera muy especial para los miembros de la familia, que en este caso no tenían oportunidad de visitar a sus seres queridos".

Te puede interesar