Experiencia le da valentía para enfrentar al covid

Uriel Vélez
06 de Octubre 2020, 18:22 horas.
Experiencia le da valentía para enfrentar al covid

Fotos: Uriel Vélez

Comparte en iconoiconoicono

Jefa de enfermeras, ha trabajado por 37 años en la Cruz Verde y declaró que su experiencia la mantiene valiente para enfrentar el virus

Monterrey.- A sus 65 años, Alma Hernández, la jefa de enfermeras de la Cruz Verde de Guadalupe, asegura que no le teme al covid y se mantiene liderando un equipo multidisciplinario que trabaja desde la primera línea de batalla.

La ausencia de miedo no es porque menosprecie lo peligroso que es el virus, al contrario, ella es testigo de que han fallecido personas, pero 37 años de experiencia le hacen consiente en que su vocación de servicio es mayor a cualquier temor.

"No me da miedo porque toda mi vida la he dedicado a dar atención, de hecho, yo me contagie hace dos meses, pero aquí estoy laborando porque me gusta mi trabajo y ayudar a toda la población. 

"El hecho de estar aquí es por algo, Dios me puso aquí por un motivo y me dice que hay que seguir echándole ganas y ayudar a los demás, estaré aquí hasta que él quiera", indicó.

image

En los pasillos de la Cruz Verde, Alma es conocida como "La Jefa", mote que se ha ganado a pulso por siempre estar al pendiente de las necesidades de los pacientes y también del personal médico.

Para ser enfermera es necesario tener vocación, cuenta Alma, ya que implica trabajar de día y noche, no estar presente en festejos a causa de sus labores e incluso sacrificar tiempo con su familia por estar atendiendo pacientes.

Lo más difícil de esta pandemia es ver como algunos pacientes llegan muy enfermos y enterarse que al llegar a un hospital pierden la batalla ante el coronavirus.

Su equipo la respalda

En su casa, sus dos hijos le dan ánimos para salir adelante y en la Cruz Verde su equipo de trabajo la inspira a no bajarse del barco a pesar de que ya está jubilada por el IMSS.

Ni siquiera el haber enfermado de covid le hizo dar un paso al costado y durante los días que estuvo ausente siempre tuvo presente a su equipo médico.

"Me baso en el gran equipo que tiene Cruz Verde, ninguno ha dicho que no quiere estar aquí, a pesar de todo aquí estamos llueve o truene y eso me pone orgullosa de ellos.

"Para nosotros los enfermeros el simple hecho de que un paciente nos dé las gracias o nos toque el hombro en señal de gratitud, es una gran satisfacción y también nos ayuda salir adelante ", dijo.

Te puede interesar