Festejan a lo grande su cuarta estrella de 'Conca'

Víctor Antonio González
03 de Mayo 2019, 06:46 horas.
image
Fotos: Marcela Gutiérrez y Luis Mendoza
image
image
image
image
image

El desfile inició en Fundidora y acabó en el Estadio BBVA Bancomer

Guadalupe.-  Las calles de Guadalupe se convirtieron en un mar, pero no de agua, sino de miles aficionados de Rayados que salieron a festejar el Tetracampeonato de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Quién llegó a pensar que los festejos habían acabado horas después del término del partido, se equivocó, pues la celebración de la cuarta estrella dorada continuó hasta la tarde del jueves.

Acompañados por sus fieles seguidores, los campeones se trasladaron desde el Parque Fundidora hacia el Estadio BBVA Bancomer, en donde ya los esperaba un escenario y más afición.

Cerca de 15:30 horas, el autobús oficial del equipo y otro más rotulado con la frase “Rayamos la historia”, partieron del estacionamiento de Fundidora en donde comenzó el recorrido.

Los que al principio eran cerca de 3 mil aficionados, se convirtieron en miles y miles conforme el camión albiazul avanzaba por la avenida Benito Juárez.

Abordo del autobús panorámico, los jugadores, cuerpo técnico y médico festejaron la cuarta estrella dorada con baile, cánticos, porras y banderas.

Conforme más se acercaba el equipo al Gigante de Acero, más fanáticos se unían a la caravana, la cual llegó a su destino dos horas después de haber iniciado.

La explanada del Estadio BBVA Bancomer se tiño de color azul y blanco e hizo explosión cuando uno a uno los jugadores descendieron del autobús y subieron a la tarima para continuar el festejo.

En ese momento, las tarolas, los bombos y las trompetas entraron en acción para ponerle ritmo a la celebración del Tetracampeonato de la “Concachampions”.

Al poco tiempo los jugadores tomaron el micrófono e hicieron estremecer a su gente. “Sólo tengo que decirles que este triunfo es para cada uno de ustedes y no nos conformamos, ahora queremos la Liga”, dijo Leonel Vangioi mientras tocaba la tarola.