Fiesta, historia y ventaja en la Ida

Víctor Antonio González
24 de Mayo 2019, 06:55 horas.
Fiesta, historia y ventaja en la Ida

Foto: Mexsport

Tigres da zarpazo en la Final, fue superior a León y Gignac, ovacionado en el Uni ya es el máximo goleador en la historia de los auriazules, junto al ‘jefe’ Boy

San Nicolás.-  El León podrá ser “el rey de la selva”, pero eso no le bastó para meterse a la guarida de Tigres y salir vivo.

Los felinos regiomontanos se impusieron en la Ida de la Final Feroz, y aunque sólo ganó 1-0, dio dos zarpazos en la Final de Ida del Clausura 2019, pues además de llevarse la ventaja al partido de Vuelta, André Pierre Gignac ahora comparte con el legendario Tomás Boy la etiqueta de “máximo goleador” en la historia de la UANL.

El partido ofrecido por los universitarios estuvo al borde de la perfección, pues brindó 90 minutos en los que fue sumamente superior a su oponente; le faltó ser contundente y dejó vivo a la fiera del bajío.

Desde los primeros minutos del partido el conjunto que dirige Ricardo Ferretti demostró más garra que la escuadra de Ignacio Ambriz y lo reflejó con un par de aproximaciones, pero que no concluyeron en gol.

La fiereza en ofensiva y el orden defensivo que caracterizó a los Panzas Verdes se desdibujó en la cancha del Volcán, en donde no apareció ese equipo que ligó 13 victorias consecutivas a lo largo del torneo regular.

Para este partido, todas las miradas estaban puestas en un hombre que podía hacer historia: Gignac. El delantero francés estaba a un tanto de empatar la marca de Tomás Boy en medio de una serie por el título.

Tigres insistía por el costado derecho, “Chaka” Rodríguez cedió para Luis Quiñones, éste disparó, pero se estrelló el balón en el portero Rodolfo Cota, y en el rebote el balón fue al aire, a merced de Gignac para conectar y enviar el balón al fondo de la red.

De esta manera pasó a ser parte de la historia con la camiseta auriazul. El gol 104 por fin llegó para el jugador que vino a cambiar la historia del equipo de la UANL, ahora lo que sigue para él es incrementar la cuota goleadora y extender su legado con los felinos.

A lo largo del partido, los pupilos del “Tuca” fallaron de cara al arco, tuvieron oportunidades para incrementar su ventaja e ir más relajados a la Vuelta pero no lo consiguieron.

Pese a que aún restan 90 minutos por jugar, el equipo universitario y toda su afición comienza a soñar con el séptimo título de la Liga MX.

El domingo se jugará la vuelta en la cancha de León y allá Tigres buscará extender su dominio y ahora sí liquidar a los Panzas Verde. La séptima estrella para la UANL está más cerca.