Fuerzas equilibradas entre líder y sublíder

Rafael Martínez
26 de Mayo 2019, 12:54 horas.
Fuerzas equilibradas entre líder y sublíder

Foto: Mexsport

A lo largo de la historia de los torneos cortos, la mitad de las veces el primer lugar general se ha impuesto al segundo en la Final

Monterrey.-  Una vez más el futbol mexicano tiene justicia, ya que campeonato se lo disputarán los dos mejores equipos de la fase regular, aquellos que más puntos hicieron tras 17 fechas.

León como líder y Tigres de segundo lugar, se enfrentarán en la Final inédita del Clausura 2019. Con esta serie por el título son ya 11 finales “justas” en las que se ven la cara líder y sublíder en torneos cortos, es decir, en un lapso de 22 años.

Fue en el Invierno 97 cuando Cruz Azul, siendo segundo, le ganó al León el título, tras una gran temporada de los esmeraldas que finalizaron en la cumbre.

El torneo siguiente volvió a suceder, esa vez Toluca ante Necaxa en el Verano 98, ahora sí coronándose el superlíder. Con un dramático 6-4 global, los choriceros derrotaron al Necaxa, iniciando en ese momento su época dorada para los mexiquenses.

Un año después otra vez los Diablos Rojos fueron superlíder y se coronaron ante Atlas que terminó en el segundo puesto.

Por tercera vez Toluca terminó en primer lugar y avanzó hasta la Final, donde superó al Santos Laguna en el Verano 2000.

Después de esa Final, pasaron 24 torneos en los que no volvieron a enfrentarse el 1 y 2 de la tabla general en la serie por la corona.

Santos, esta vez como líder, enfrentó al Monterrey en el Clausura 2012. El título fue para los de la Comarca.

Tijuana que acababa de ascender al máximo circuito, logró el segundo lugar general y se enfrentó en la Final al líder del Apertura 2012, Toluca, al que derrotó para su primer título de Liga MX. Dos años después América y Tigres protagonizaron otro duelo de líder contra sublíder y la justicia se impuso, al lograr el América levantar la copa.

El Clausura 2016 fue testigo de cómo un segundo lugar le arrebataba el campeonato en su casa al superlíder, Monterrey.

Pachuca logró coronarse en el Estadio BBVA con un gol en la compensación. Otra vez Rayados dejaría ir la posibilidad de tener un torneo ensueño, al ser líder absoluto, pero perdió la Final ante el rival más odiado, Tigres, en el “Gigante de acero”.

La última ocasión que el primero superó al segundo para coronarse fue el torneo pasado, cuando América alargó la frustración del Cruz Azul en finales.