Genes de pájaros cambian debido a estrés y contaminación

Nicole Fernandez
01 de Junio 2021, 13:17 horas.
Genes de pájaros cambian debido a estrés y contaminación

Un carbonero de campo sí es diferente a uno de ciudad. Foto: Francis Franklin

Comparte en iconoiconoicono

Y las aves se vuelven más agresivas.

La gran ciudad no estresa únicamente a sus habitantes. También a sus aves.

Ha sido descubierto que, además del estrés, la contaminación afecta a especies como el Parus major (carbonero común) genéticamente. Es decir, no es solo el ADN que ya forma parte del interior de un pájaro lo que lo hace evolucionar, es el exterior que lo rodea, por igual.

El estudio realizado en la Universidad de Lund, en Suecia, y publicado por la revista científica Nature Communications, comparó la genética de 192 carboneros de ciudad y de campo, indicando que las diversas residencias afectan en su cuerpo. Se tomaron muestras de sangre y fue gracias a ello que descubrieron las diferencias en los genes, a pesar de ser una misma especie. 

"Analizamos más de medio millón de genes repartidos por todo el genoma, y hemos encontrado unos cuantos que han cambiado claramente en respuesta al medio urbano", comentó Caroline Isaksson, líder del estudio.

Se descubrió que la especie de ave que habita en la gran ciudad desarrolla genes para capacidades cognitivas y para sobrevivir en el energético ambiente que se conforma de ruido, luz nocturna y contacto humano. 

Pero no es solo eso. También los vuelve más agresivos. Lo que realmente hace sentido. La vida del campo, a comparación de la que se tiene en una ciudad, es más calmado.

Te podría interesar: Detecta China primer caso en el mundo de gripe aviar H10N3 en humanos  

"La ciudad favorece individuos más proactivos, más valientes, más exploradores o más agresivos", dijo Joan Carles Senar del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona que colaboró en el estudio. "Los pájaros de ciudad tienden a perder el miedo, ya que no les ayuda a la hora de encontrar nuevos recursos, mientras que para las aves de campo esta emoción sigue siendo muy útil para escapar de los predadores".

El estudio se realizó con aves de ciudades europeas como Malmö y Gotemburgo (Suecia), Glasgow (Reino Unido), Madrid y Barcelona (España), Múnich (Alemania), París (Francia), Lisboa (Portugal) y Milán (Italia).

recuadro
Parus major. Foto Especial

Te puede interesar