Andrew, hijo de la Reina Isabel en riesgo de perder su título

Al Duque de York es acusado de abuso y está asociado en el caso de Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell.

Príncipe Andrew, Duque de York. Foto: EFE / EPA / Will Oliver
Escrito en GLOBAL el

Londres.- Menos de 24 horas después de que la reina Isabel II decidiese retirar a su hijo el príncipe Andrew sus títulos militares y sus patronatos reales, varios representantes públicos de York (norte de Inglaterra) pidieron hoy despojarle del ducado de esa localidad, tras ser acusado en Estados Unidos de abusos sexuales a una menor.

Entre esas voces críticas se alzó la de la diputada laborista Rachael Maskell, quien en un mensaje en Twitter consideró "insostenible" que el príncipe Andrés siga siendo duque de York, como es más conocido por gran parte de la opinión pública.

"Es insostenible que el duque de York se aferre a su título ni un solo día más; esta asociación con York debe terminar", escribió Maskell, diputada por la circunscripción de York Central.

Para esta parlamentaria, las acusaciones contra Andrew de haber abusado de Virginia Giuffre cuando ésta tenía 17 años, por mediación de Ghislaine Maxwell y su examante, el empresario Jeffrey Epstein, son "una alegación muy grave contra este hombre privilegiado".

Maskell recuerda, asimismo que entre sus tareas públicas figura cooperar con las agencias correspondientes para abordar la cuestión de la violencia sexual.

Las palabras de Maskell llegaron después de otras similares pronunciadas por el concejal Darryl Smalley, del ayuntamiento de esa misma ciudad, quien también pidió que a Andrew se le retire el título de duque de York, uno de los más prestigiosos de la nobleza inglesa y que tradicionalmente suele llevar el segundo hijo varón del monarca.

Smalley, del Partido Liberal Demócrata, recordó que, aunque el duque "sigue siendo inocente hasta que se demuestre su culpabilidad", el Palacio de Buckingham y el Gobierno británico "deben sopesar las consecuencias de estas preocupantes acusaciones".

"La conexión única de York con la corona y la monarquía es una parte importante del legado y la historia de la ciudad y una gran fuente de orgullo", afirmó en declaraciones a un periódico local.

Para Smalley, "nadie está por encima de la ley", por lo que "todas las alegaciones deben ser investigadas", en referencia a las acusaciones de Giuffre.

Buckingham anunció el jueves que Isabel II había aprobado que se retiraran todos los títulos militares a su segundo hijo varón -supuestamente su favorito-, después de que cada vez más miembros de las Fuerzas Armadas se hubieran quejado de que les deshonraba y de que unos 152 veteranos hubiesen firmado una carta con esa misma petición.

El palacio precisó que "el duque de York continuará sin ejercer ninguna función pública y defenderá su caso (judicial) como ciudadano privado", al tiempo que no podrá tampoco utilizar el título de "Su Alteza Real".