Latinoamérica requiere digitalizarse para progresar

La banda ancha fija llegaba en 2021 a cerca del 62% de los hogares de Latinoamérica y el Caribe, lo que coloca a la región muy por debajo de América del Norte y Europa.

Escrito en GLOBAL el

Ciudad de México.- La mitad de los jóvenes de entre 13 y 25 años, la tercera parte de los niños de cinco a 12 años y el 25% de los adultos mayores de 66 años no están conectados digitalmente en Latinoamérica y el Caribe, revela un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El documento, que dio a conocer la ONU recientemente, agrega que la banda ancha fija llegaba en 2021 a cerca del 62% de los hogares de Latinoamérica y el Caribe, lo que coloca a la región muy por debajo de América del Norte y Europa, que cubren a cerca del 100% y 90%, respectivamente.

Las diferencias son también significativas en el caso de la banda ancha móvil, que tiene una cobertura del 78% de la población en la región, y del 105% y cerca del 150% en los casos de Europa y Norteamérica.

Por ello, una de las conclusiones de la Octava Conferencia Ministerial de la Sociedad de la Información que se clausuró el jueves pasado en Montevideo, Uruguay, es que la digitalización es clave para diseñar e implementar políticas públicas centradas en las personas y como camino para el desarrollo sostenible de Latinoamérica y el Caribe.

El cónclave de tres días, organizado por la CEPAL y el gobierno de Uruguay tuvo como objetivo definir las prioridades de políticas a nivel regional, que impulsen la transformación digital con una visión de desarrollo sostenible.

Según la CEPAL, durante el periodo 2014-2023 la región registrará el menor crecimiento de los últimos 70 años, por lo que debe trabajar tanto en la reducción de la desigualdad como en la creación de riqueza.

El secretario ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, explicó que para ello hacen falta políticas de desarrollo productivo y políticas de transformación digital.

Así mismo llamó a potenciar los efectos positivos de las tecnologías digitales y abordar los desafíos en materia de desigualdad, privacidad, seguridad, competencia y protección de datos.

“La digitalización es una de las áreas prioritarias para la transformación del modelo de desarrollo de América Latina y el Caribe”, recalcó el funcionario.

Destacó además que para avanzar hacia un proceso de inclusión digital se requiere de un conjunto de acciones y políticas que faciliten el uso y adopción de las tecnologías digitales en todos los segmentos de la población, las empresas y las instituciones de gobierno.

El responsable de la CEPAL aseveró que la pandemia de covid 19 aceleró la digitalización en la región y aseguró que el Estado ha impulsado la transformación digital, aunque reconoció que persisten brechas de conectividad que condicionan la inclusión social.

Salazar-Xirinachs señaló que aún falta por conectar a una cuarta parte de los hogares urbanos y a dos tercios de los rurales.

Precisó también que las familias no conectadas en el segmento de menores ingresos triplica a los del de mayores ingresos en la región.