Canadá prohibirá importación de armas

La medida entrará en vigor a partir del próximo 19 de agosto en uin intento más por disminuir los niveles de violencia en el país.

Canadá ya no importará armas de alto poder. Créditos: Redes Sociales.
Por
Escrito en GLOBAL el

Ottawa.- El gobierno de Canadá anunció que prohibirá la importación de armas de fuego a partir del próximo viernes 19 de agosto, esto en un intento por frenar la violencia armada en el país.

Ante este anuncio, el ministro de Seguridad Pública de Canadá, Marco Mendicino afirmó que las armas sólo tienen como propósito matar personas, durante su intervención en una rueda de prensa.

Mediante un comunicado, el gobierno canadiense señaló que la prohibición para particulares y empresas es una medida meramente temporal, establecida para durar hasta que entre en vigor la congelación nacional, que se espera que suceda para el otoño boreal. 

A pesar de todas las medidas de Ottawa para intentar reducir la violencia armada, hasta ahora se mantienen escépticismo sobre su eficacia, destacando que el contrabando de armas desde Estados Unidos es el verdadero problema para el país. 

El anuncio se produce después de que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, revelara en el pasado mes de mayo una propuesta de congelación nacional de la posesión de armas de fuego, tras los tiroteos en Estados Unidos, que mataron a 21 personas en una escuela primaria de Texas y a diez en un supermercado en Nueva York. 

Según estimaciones del gobierno canbadiense, hay más de un millón de pistolas y revólveres en el territorio nacional, para una población de 38 millones de personas. Actualmente, unas 2 mil 500 tiendas venden este tipo de armas en todo el país. 

La medida también se da en el contexto de un repunte de los delitos relacionados con armas de fuego: y es que tan solo esta semana se cometieron tres homicidios en 24 horas en la región de Montreal.

Fue apenas el pasado miércoles, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA, por su sigla en inglés) anunció dos importantes incautaciones en el oeste del país de "armas de fuego fantasmas", que no tienen número de serie y son difíciles de rastrear.