Niño mexicano murió abrazado de su perro durante incendios de Hawái

El niño se encontraba en su domicilio disfrutando de su último día de clases junto a su mascota cuando las llamas consumieron el lugar.

Incendios en Hawái.Créditos: EFE/ Octavio Guzmán
Escrito en GLOBAL el

Hawái.- Un menor de edad de origen mexicano murió abrazado de su perro a causa de los incendios forestales que se presentaron el pasado 09 de agosto en la isla de Maui, en el archipiélago de Hawái.

El niño formó parte de la cifra de personas que murieron a causa de este desastre natural, donde hasta el momento se han contabilizado por parte de las autoridades 114 personas fallecidas.

El pasado 08 de agosto, un día antes de que se desataran los incendios forestales, el menor identificado como Keyiro Fuentes, de 14 años de edad, se encontraba en su domicilio con su mascota, disfrutando de su último de vacaciones por el receso escolar, mientras que su madre adoptiva Luz Vargas estaba trabajando.

Ese día, la madre de Keyiro se encontraba trabajando en una residencia haciendo labores de limpieza, cuando por medio de la televisión vio en las noticias que un fuerte incendio estaba acechando el lugar donde vivían.

Posteriormente, la mujer salió de donde se encontraba para ir directamente con su hijo, que se encontraba en peligro.

Lugar donde se encontraba el domicilio del menor. Créditos: New York Post

Durante el trayecto, la madre de familia señaló que se le presentaron muchos obstáculos en su camino, desde fuertes ráfagas de viento, caos vial y demás, hasta que finalmente llegó a su domicilio.

En la zona ya se encontraban los cuerpos de bomberos combatiendo el incendio; sin embargo, una vez que la madre de familia se percató que su casa estaba en llamas, se dirigió con los elementos de rescate para preguntar sobre su hijo, quienes le respondieron no haber visto a nadie.

Sin embargo, una vez que los bomberos lograron sofocar las llamas de la vivienda, tanto los elementos como la madre del menor se percataron de uno de los peores escenarios, pues el menor se quedó muerto y abrazando a su perro en su habitación.

“Todo se había consumido, pero cuando llegamos a su cuarto, él estaba ahí, acostado y abrazando al perro, él no estaba como yo me lo imaginé, ‘para recoger las cenizas’, Dios me lo guardó para que viéramos que era él”, dijo la madre de Keyiro Fuentes.

“Yo sé que él se está riendo desde el cielo, como él se rio dos días atrás cuando yo le dije: ‘vamos a festejar tus 15 años, vamos a tener muchos invitados’ y él no dejaba de reírse”, agregó la madre del menor, Luz Vargas.

Finalmente, Luz señaló que el pasado 20 de agosto realizaron la fiesta de quinceaños de Keyiro, esto como parte de honrar su memoria y en honor a él.