Detienen a niño de 10 años en EU por orinar en estacionamiento

La madre del menor está pidiendo que despidan a los policías y exige una disculpa.

Menor arrestado en Estados Unidos.
Menor arrestado en Estados Unidos.Créditos: Cortesía
Escrito en GLOBAL el

Mississippi.- Un niño de apenas 10 años de edad, fue detenido por varios agentes del Departamento de Policía de Senatobia cuando el menor se encontraba orinando en un estacionamiento, en Estados Unidos.

Ante los hechos, la madre exigió disculpas por parte de las autoridades y al mismo tiempo solicitó que se despidieran de sus puestos a los policías que llevaron a cabo la detención de su hijo.

Los hechos ocurrieron cuando el niño, identificado como Quantavious Eason, se encontraba con su mamá, identificada como LaTonya Eason esperando una cita en un negocio.

Posteriormente, ambos se percataron que en el lugar había un cartel que decía "no hay baños públicos", por lo que ante las necesidades fisiológicas que el menor tenía, optaron por hacerlas en una propiedad privada cerca su vehículo.

En ese momento, un agente de la policía pasaba por la zona cuando se percató de que el niño se encontraba orinando, a lo que de manera inmediata entró al negocio y buscó a la madre del menor para decirle que lo había sancionado por su mal comportamiento.

Después la madre de familia le contestó: "Bueno, ya lo sabes, que no vuelva a suceder", a lo que el policía respondió: "Lo manejaste como una madre, solo asegúrate de que no vuelva a hacerlo. Puede volver al coche'".

Aunque todo parecía no haber ocasionado esto un problema mayor, minutos después llegaron al lugar cuatro agentes más de la policía de Senatobia, entre ellos un teniente.

Este último le dijo a la madre de familia que había arrestado a su hijo (quien estaba al interior del vehículo), y llevado a una estación de la policía, pues señalaron que se tenían que tomar medidas por lo sucedido.

"Hizo que mi hijo se bajara del auto, le dijo a mi bebé que pusiera las manos detrás de la espalda y lo llevaron a la patrulla”, dijo la mamá del menor molesta.

Ante los hechos, el jefe de policía de Senatobia, Richard Chandler aceptó mediante un comunicado, que habían cometido un error al haberlo transportado a la comisaría cuando se pudo haber hablado con la madre, quien a pesar de que no estaba presente durante los hechos se pudo haber localizado y dialogar.

"Fue un error de juicio por nuestra parte transportar al niño a la comisaría ya que la madre estaba presente en ese momento como una alternativa razonable", señalaron.

"Las decisiones del oficial violaron nuestra política escrita y fueron en contra de nuestra capacitación previa sobre cómo lidiar con estas situaciones", dijo 

Finalmente, LaTonya Eason y su familia exigieron disculpas por parte del jefe de la policía así como de los agentes que llevaron a cabo el arresto, además pidieron que se le retirarán los cargos.