Incendio forestal en Texas consume 405 mil hectáreas; lo consideran el 'peor' de la historia

De acuerdo a las autoridades estadounidenses este incendio podría empeorar y la amenaza más "crítica" está en la región de Panhandle, donde alrededor de 4.5 millones de personas están en riesgo.

Incendio forestal en Texas. Créditos: X / @UHN_Plus
Por
Escrito en GLOBAL el

Washington.- El fuerte viento y las altas temperaturas podrían empeorar los incendios que permanecen activos en el estado de Texas, incluido el de Smokehouse Creek, que ya se ha convertido en el peor fuego en la historia del Estado, con más de 405 mil hectáreas quemadas.

El Centro de Predicción de Tormentas, perteneciente al Servicio Nacional de Meteorología, advirtió que este sábado una amplia franja de la región está bajo un riesgo elevado de incendios, desde el oeste de Texas hasta el sureste de Dakota del Sur.

La "amenaza" más "crítica" está en la región de Panhandle, donde alrededor de 4.5 millones de personas están en riesgo.

Allí se ubica el fuego de Smokehouse Creek, cuyas causas todavía se desconocen, que ha arrasado más de 405 mil hectáreas y se ha extendido por más de 1 millón de acres, convirtiéndose en el mayor incendio forestal registrado en Texas.

Este fuego, que también ha afectado al estado de Oklahoma, está contenido en un 15 por ciento y es solo uno de los cinco que actualmente arrasan el Panhandle de Texas y han destruido más de medio millar de estructuras.

Los fuegos han acabado además con la vida de dos personas, destruido cientos de estructuras y arrasado con miles de cabezas de ganado.

El incendio Windy Deuce en el condado de Moore ha quemado 57 mil hectáreas y está contenido en un 60 por ciento, según el Servicio Forestal de Texas A&M. El de Grape Vine Creek en el condado de Gray se ha extendido a lo largo de 12 mil 140 hectáreas y está contenido en un 60 por ciento, mientras que el incendio en Magenta en el condado de Oldham ha destruido mil 334 hectáreas y está contenido en un 85 por ciento.

Y el incendio de Reamer, en el condado de Hutchinson, ha quemado 800 hectáreas y está contenido en un 10 por ciento. En una conferencia de prensa, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, afirmó el viernes que la devastación no se parece a nada que hubiera visto antes.

"Cuando miras los daños que hay aquí, está todo completamente desaparecido. No queda nada más que cenizas en el suelo, por lo que aquellos que han pasado por esto han sufrido una devastación total", afirmó.