Kevelin salió a comprar un refresco y no volvió; fue asesinada por un vecino en Brasil

El agresor ya había sido condenado en 2017, y le fue concedida la libertad bajo caución en 2021.

Niña fue asesinada en Brasil luego de que salió a comprar un refresco.Créditos: Captura de pantalla video X
Escrito en GLOBAL el

Brasil. –  El homicidio de una niña de 10 años en Brasil ha conmocionado a todo un país. El crimen se da a pocos días de que una menor en México fuera secuestrada y asesinada.

La víctima se identificó como Kevelin Sofía Campos Pereira, quien el pasado 29 de marzo salió de su casa para dirigirse a la tienda y comprar refrescos, sin embargo, ya no volvió.

De acuerdo a medios de Brasil, la tienda se encuentra al lado de la casa de la menor, por lo que su mamá la mandó y le dio una tarjeta de crédito para que pagara.

Los hechos se reportaron después de las 11 de la mañana, en la población de Jardim Itaguacu, en la ciudad de Campiñas, en Sao Paulo.

El medio O Globo informó, que una vez que la madre de Kevelin notó que su hija no llegó, salió para buscarla y tras solicitar las cámaras de seguridad, se percató que la menor llegó a las 11:11 de la mañana y a las 11:12 estaba pagando el refresco.

Tras la desaparición se pidió apoyo de las autoridades quienes iniciaron con las investigaciones pertinentes.

Un día después de que no fue vista, su cuerpo se encontró en la Rua Sebastiao Machado, en el mismo barrio donde vivía la menor.

El medio O Globo señaló que fue un trabajador de la construcción quien descubrió el cadáver de la niña envuelto en mantas.

La persona dijo a la policía que él se dirigía a llevar ladrillos al fonde de la obra, alrededor de las 7 de la mañana, cuando notó que había un bulto en el piso.

Las autoridades revelaron que Kevelin fue víctima de abuso sexual.

Tras el crimen, la familia de la niña señaló como sospechoso a uno de sus vecinos identificado como Fernando Silva dos Santos, de 32 años, persona que cuenta con antecedentes de abuso.

Tras varios interrogatorios Fernando confesó el crimen y dijo que mató a la niña con un maso.

“Todo indica que este individuo actuó solo”, dijo el delegado José Carlos Fernandes, citado por O Globo.

El agresor ya había sido condenado por violación en 2017, y le fue concedida la libertad bajo caución en 2021.

Los vecinos al enterarse de la situación acudieron a la casa de Fernando y le prendieron fuego. Actualmente el hombre permanece detenido, a la espera de encarar a la Justicia.