Dan 25 años de prisión a mujer por matar de hambre a su hijastro de 4 años en EU

En agosto de 2021 una enfermera notó que el menor presentaba huellas de violencia y bajo peso por lo que dio aviso a la policía.

Benjamín Cervera murió en 2021 a la edad de 4 años en San Antonio, Texas Créditos: Redes sociales
Escrito en GLOBAL el

Texas. – Una mujer en San Antonio, Texas fue sentenciada a 25 años de prisión por causar la muerte de su hijastro Benji Cervera, de 4 años en 2021.

La mujer fue acusada junto al padre del menor, quien actualmente espera juicio por el asesinato de su hijo, informó NBC News.

El pasado miércoles un jurado del condado de Bexar deliberó durante una hora donde se determinó la condena a la mujer, quien causó graves daños corporales a su hijastro y lo dejó morir de hambre.

¿Qué le hicieron a Benji Cervera?

El 17 de agosto de 2021 Miranda Casarez llamó al 911 desde una gasolinera para informar que su hijastro había dejado de respirar y le estaba practicando RCP sin tener éxito.

Al llegar al hospital una enfermera notó que el menor tenía múltiples hematomas y un peso muy por debajo de lo normal, por lo que dio aviso a las autoridades.

Tiempo después el niño murió y se determinó que fue por desnutrición. Posteriormente se inició una investigación en contra de los padres de la víctima.

Los hermanos del pequeño dijeron que Casarez y Brandon Cervera, su padre, habían abusado del niño y no le daban de comer, incluso ellos lo alimentaban a escondidas por la noche.

Según un documento estatal, el niño solía dormir en un armario y tenía un retraso intelectual; y en una ocasión fue obligado a beber desinfectante de manos.

Durante el juicio se presentaron videos donde el pequeño aparecía llorando, temblando y suplicando que le dieran comida y agua.

Otra evidencia presentada ante el jurado fueron los mensajes de texto que la mujer intercambió con su madre en los que discutía su decisión de no darle comida al menor.

En declaraciones desde el estrado, la hispana pidió clemencia, mostró remordimiento y admitió no haber cuidado como correspondía al niño.