Gobierno nos cerró la puerta: CCE

Redacción ABC
08 de Abril 2020, 06:36 horas.
Gobierno nos cerró la puerta: CCE

Foto: Especial

Carlos Salazar afirma que la 4T ignoró propuestas de la IP para preservar economía y empleo ante crisis del COVID-19; presenta plan de acción para tres meses

Ciudad de México.-  Tras asegurar que el Gobierno Federal "cerró las puertas" a sus propuestas para enfrentar la contingencia por el coronavirus (COVID-19), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) elaboró su propio plan de rescate económico para preservar el empleo y los salarios.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, mencionó ayer que desde el pasado jueves le presentaron al jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, un "decálogo" con propuestas para proteger la economía durante la pandemia, pero aseguró que éste fue ignorado.

Enfatizó que "nunca se ha pedido condonar o eximir del pago de impuestos, sino solamente el permitir que al aplazarse esos pagos se pueda cumplir con la nómina de los trabajadores, petición que aunque se le hizo llegar a López Obrador no fue escuchada".

Debido a esta situación, que amenaza a todo el empresariado nacional, pero sobre todo a las pequeñas y medianas empresas (Mipymes), Salazar Lomelín pidió la solidaridad de la Iniciativa Privada porque "ahora hay que sentirnos parte de la solución, no sólo de reclamo".

Conscientes de que las Mipymes representan el 68 por ciento de los empleos del país, el presidente del organismo dio a conocer que el CCE elaboró un plan de tres meses de acción para preservar empleo y salarios.

Este proyecto, precisó Salazar Lomelín incluye usar fondos federales, apoyos fiscales a las empresas y endeudamiento, aunque aclaró que estas opciones tendrán que ser negociadas con las autoridades del Gobierno Federal.

El dirigente empresarial presentó estos planteamientos en una videoconferencia en la que participaron Francisco Cervantes, presidente de la Concamin; Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México y Manuel Escobedo, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), entre otros.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL PLAN?

En términos generales, la propuesta se enfoca en obtener apoyos –de preferencia federales, aunque la opción es que las empresas se apoyen entre sí– para todos aquellos empleadores que apliquen medidas para mantener el empleo y los salarios para preservar la economía.

El plan del CCE busca para los meses de mayo y junio, apoyo a las empresas que acepten el convenio de no aplicar despidos y pagar sueldos completos durante 60 días, utilizando para esto fondos del programa de garantías, además de diferir (sin condonar) las aportaciones patronales para seguridad social los mismos dos meses.

Respecto a los impuestos, el plan contempla diferirlos hasta por 90 días (sin intereses) y la suspensión temporal de pagos provisionales del ISR, así como contribuciones fiscales diferidas a 12 pagos en 2021, con un incentivo por pronto pago.

También buscan establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de IVA, aplicable durante todo el ejercicio de 2020.

A su vez, las empresas grandes se comprometen a pagar a proveedores en 30 días una vez terminados meses críticos.