Ingeniería en pro de la seguridad

Redacción ABC
25 de Octubre 2019, 07:05 horas.
Ingeniería en pro de la seguridad

Foto: Especial

Estructuras en vehículos, como los SUV, han desarrollado estrategias para que en caso de impacto, exista menos porcentaje de mortalidad

Monterrey.- ¿Cuándo vas a comprar un vehículo en qué te fijas primero: estética, tecnología, costo o seguridad?

Todo es importante, pero la seguridad es un tema de suma importancia y distintos organismos en todo el mundo se dedican a dar calificaciones y recomendaciones a las marca para que mejoren las estructuras y sistemas en sus autos.

El Insurance Institute for Highway Safety (Instituto de Seguros para la Seguridad Vial) de Estados Unidos publicó un estudio que revela como los cambios en las estructuras de los SUV han hecho que, al momento de accidentarse e impactarse con un auto común, baje la probabilidad de que pierdan la vida a los ocupantes de ambos vehículos.

El estudio realizado por la IIHS comprende un análisis entre incidentes y mortalidades registradas entre impactos de autos comunes de tipo sedán y hatchback contra SUVs de distintos tamaños y pick ups en distintos periodos de tiempo que van desde 1989 a la actualidad.

En los últimos dos años, esta organización ha encontrado que hay 26% de probabilidades de sufrir un accidente fatal al ser golpeados por un SUV que entre autos tipos sedán. Sin embargo, ese porcentaje es mucho menos que el 132% que se tenía en el periodo de 1989 a 1992 o el 59% de entre 2009 y 2017.

Dicha baja en las probabilidades se ha dado gracias a las recomendaciones que tanto la IIHS como otras organizaciones a nivel mundial han hecho a todas las armadoras del mundo para que rediseñen las estructuras de sus SUV con el fin de que las partes que pueden causar más daño estén mejor alineadas con las zonas en las que el resto de los autos tienen las estructuras que absorben el impacto.

A su vez, la IIHS reconoce que la mejora en los procesos de armado, investigación de seguridad, calidad de materiales y refuerzos colocados tanto en los autos como SUV han contribuido en gran parte a que la tasa de mortalidad baje.

En donde no se ha visto gran mejora es en el caso de las pick-ups grandes al golpear un auto, pues en el mismo periodo de tiempo de 2009 a 2017, dentro de los miles de casos analizados, las posibilidades de sufrir un accidente fatal son de 159%.

image

fiiart