Lección de vida: No esperes y salva los zapatos

Nicole Fernandez
20 de Agosto 2020, 16:32 horas.
Lección de vida: No esperes y salva los zapatos

Foto: TED

Comparte en iconoiconoicono

Una lección de vida por parte de un bombero cambiará por completo tu perspectiva sobre el esperar y el ahora.

En marzo de 2011, Mark Bezos se subió al escenario de TED Talks y con tres simples palabras modificó el pensamiento de la audiencia frente a él: "Salven los zapatos".

Siendo un bombero voluntario, Bezos contó la siguiente historia:

Cuando el equipo es llamado para enfrentar un incendio en casa de una mujer, se tenían que reportar con rapidez hacia el capitán para tomar acción y realizar repartición de tareas.

Al dirigirse hacia la dirección de su encargado, Bezos lo ve teniendo una conversación con la dueña de la casa, a mitad de la noche, en la incesante lluvia, bajo un paraguas, en pijamas y descalza, mientras su casa se quemaba.

Hubo un voluntario que llegó justamente antes que Bezos con el capitán. A él se le pidió ir hacia dentro de la casa en llamas, y salvar al perro de la dueña. Cuando toca el turno de Bezos, se le pide algo que no lo emociona del todo. 

"Bezos, necesito que vayas dentro de la casa. Necesito que te dirijas hacia arriba por las escaleras, pases el fuego, y necesito que le traigas a esta mujer un par de zapatos." 

No era la tarea más especial para él y no le parecía gran cosa por hacer, ni por la cual ser reconocido. Aún así, lo hizo.

Cuando baja con su "preciada carga", se topa con el otro bombero que había rescatado al perro en la puerta principal. Le entregan a la mujer cada uno de sus tesoros, y sin gran sorpresa, es el bombero con el perro quien recibe la mayor atención.

Unas semanas después, la misma mujer envió una carta. Dice Bezos: "El departamento recibió una carta de agradecimiento hacia nosotros por la valentía y el esfuerzo mostrado en salvar su casa. El acto de bondad que notó por encima de todos los otros: alguien le dio un par de zapatos."

Bezos ha sido testigo de actos de bondad y generosidad en una monumental escala, pero también ha sido testigo de actos de gracia y coraje de manera individual. ¿Lo que ha aprendido? Todos importan.

"No esperen" dice el bombero. "No esperen a hacer su primer millón para realizar una diferencia en la vida de alguien. Si tienen algo que dar, denlo ahora. Sirvan comida en un comedor de beneficencia. Limpien un parque de vecindario. Sean mentores. No todos los días ofrecen oportunidades para salvar la vida de alguien, pero todos los días se ofrece una oportunidad para afectar una. Así que entren al juego. Salven los zapatos."

Te puede interesar