Llena bola de boliche con cenizas de su padre y obtiene juego perfecto

Nicole Fernandez
27 de Abril 2021, 12:18 horas.
Llena bola de boliche con cenizas de su padre y obtiene juego perfecto

Las cenizas del padre forman parte de la bola de juego. Fotos: WMBD

Comparte en icono icono icono

El tributo a su padre fue captado en cámara.

Estados Unidos.- Tras la muerte de su padre, John Hinkle Sr., su hijo John Jr., dos veces campeón de bolos de la NCAA (Asociación nacional de atletas colegiados), se preparó para jugar uno de los juegos más afortunados de su vida, este pasado 12 de abril.

Usando una bola que había sido hecha de manera personalizada con las cenizas de su padre, el jugador de bolos de 39 años de la Western Illinois University se dispuso a lanzar el juego perfecto como tributo, llevando a su hermano Joe con él, en Landmark Lanes, Peoria, Illinois.

Después de que el Hinkle mayor murió en 2016, John decidió honrar a su papá haciendo que el orificio del pulgar de su bola se llenara con sus cenizas (su técnica de dos manos permite solo dos dedos en la pelota).

image

 

image

“Estaba hablando con mi hermano y le dije: 'Voy a disparar un 300 con esta bola'”, dijo a WMBD-TV, Hinkle, consejero de las escuelas públicas de Peoria. "Y Joe dijo: '¡Hazlo!'".

Te podría interesar: 15 requisitos que la NFL pide por el Super Bowl 

John lo decretó. "Tenía lágrimas en los ojos en los plenos 11 y 12", dijo. "No podría decirte a dónde fue la última bola, tenía tantas lágrimas al lanzarla". En una publicación de Facebook inmediatamente después de su racha de 12 strikes, John lo llamó una "noche épica".

image

"No puedo expresar lo que significa esta noche para mí", escribió.

El jugador de bolos de la División I, admitió que ha lanzado varios juegos de 300 puntos en su carrera, pero este significó mucho. Su padre, quien lo introdujo a él y a su hermano, al deporte, nunca había logrado una puntuación perfecta.

"Es especial. Papá disparó 298, 299, nunca tuvo un 300. Tenía la piel de gallina, escalofríos ”, dijo Hinkle. "Él estaba ahí." El hermano Joe también bromeó: "Esto compensa tantas noches creciendo cuando dormíamos en una bolera mientras nuestros padres terminaban la noche de la liga".

Sin duda, John Hinkle Sr. estaría orgulloso del juego.

Te puede interesar