Nuevo León activa la primera alerta ambiental de 2023

El aire que se respira en Santa Catarina, por ejemplo, tiene una calidad extremadamente mala, y se refleja en el color morado que adoptó su estación de monitoreo ambiental.

La contaminación en el área metropolitana de Monterrey | Archivo ABC Noticias.
Por
Escrito en LOCAL el

Monterrey. - Luego de varios días con registro de mala calidad del aire, esta mañana, la Secretaría de Medio Ambiente de Nuevo León emitió la primera alerta ambiental de 2023.

A través de sus redes sociales, la dependencia que encabeza Alfonso Martínez Muñoz, lanzó la advertencia en riesgos a la salud debido a las altas concentraciones de contaminación atmosférica presentadas durante esta madrugada, principalmente por partículas PM10.

Desde las primeras horas de este miércoles se reportaron las condiciones adversas en estaciones como Santa Catarina donde se registró una calidad del aire "extremadamente mala", con 261 microgramos por metro cúbico en PM10.

“El gobierno del Estado de Nuevo León a través de la secretaría de Medio Ambiente, informa que se activa la fase de alerta del Programa de Respuesta de Contingencias Atmosféricas, por las altas concentraciones de partículas menores a 10 micrómetros (PM10) en la zona metropolitana de Monterrey”, señala la información de la dependencia estatal.  

Asimismo, se informó que previamente, la estación en San Pedro Garza García también reportó un indicador similar, por lo que las autoridades procedieron a emitir la alerta.

Mapa de estaciones de monitoreo ambiental | Especial. 

De acuerdo a la Norma de Salud para este contaminante, el límite es de 70 microgramos por metro cúbico.

Se informó que esta contaminación se presenta a baja altura, debido a un efecto de inversión térmica previo a la entrada de un frente frío.

Como parte de las recomendaciones a la ciudadanía, se pide no realizar actividades al aire libre, así como que las fuentes generadoras de contaminantes apliquen medidas de remediación y amortiguamiento.

El exhorto es más estricto hacia la comunidad sensible, es decir, menores de 12 años, mujeres embarazadas y personas que sufran problemas de salud respiratorios, por mencionar algunos.