La discusión no es si son abrazos o balazos, hay que ir al fondo: Aldo Fasci

El exsecretario de seguridad de Nuevo León señaló que para combatir la incidencia delincuencial es importante aplicar el estado de derecho.

Aldo Fasci en entrevista para ABC Noticias.Créditos: Dalia Manríquez / ABC Noticias
Por
Escrito en LOCAL el

Monterrey.- Aldo Fasci, exsecretario de Seguridad del Estado, señaló que para combatir la incidencia delincuencial es importante aplicar el estado de derecho y conforme avancen las administraciones presidenciales, se integren diferentes políticas para lograr acuerdos.

“Si nos vamos a ir en la campaña próxima con el discurso de abrazos contra balazos es un error. Es absurdo porque los únicos que van a gozar de eso son los criminales. Esto no es así”, declaró.

Sin embargo, recalcó que sí se requieren los abrazos (programas sociales), y acuerdos para no cambiar cada seis años de rumbo.

‘’Ese asunto de abrazos no es propiamente así, se refiere a que necesitamos programas sociales, rescatar a las víctimas pero el tema de la impunidad le toca a las fiscalías’’, señaló.

Asimismo, percibió que la gente se queja de que no hay acciones contundentes contra la inseguridad, pero las detenciones por homicidios son responsabilidad de las fiscalías, mismas que no forman parte del gobierno.

En este sentido, consideró que las atribuciones de estas instancias, o de los jueces del Poder Judicial no se están abordando para buscar contrarrestar la impunidad, particularmente en el caso de las fiscalías, de las cuales, Fasci declaró que han perdido su eficiencia.

“Tienen que haber más detenidos, pero tienen que haber más órdenes de aprehensión. Eso le toca a los jueces y a las fiscalías, porque tienes que ir con un juez para que te den una orden”, sostuvo.

Según sus palabras, de las acciones de las policías en el país, el 20 por ciento de los delincuentes detenidos son en flagrancia, mientras que el 80 por ciento deben ser investigados y llevados a juicio, lo que requiere más participación de las fiscalías.

En tanto, consideró que se debe replantear la autonomía de estas autoridades, porque “se han convertido en un cuarto poder, que cómodamente se pone a descansar mientras la sangre corre en nuestras calles”.

Además, dijo que el Poder Legislativo también juega un papel importante, pues ellos deben cambiar las penas para que no haya muchos encarcelamientos que colapsen el sistema penitenciario.

“Eso es tema de los legisladores, porque todo lo queremos resolver con cárcel, entonces está lleno de gente que cometió delitos menores, esa gente no debe estar en el penal.

“El penal debe ser para los homicidas, secuestradores, para la gente que hizo mucho daño”, sostuvo.