Una vez más Estado acude a la refinería de Cadereyta para clausurarla

Autoridades estatales lideradas por Alfonso Martínez Muñoz, secretario de Medio Ambiente, argumentaron que para lograr la clausura cuentan con una suspensión provisional de inspección en la refinería.

Alfonso Martínez Muñoz, secretario estatal de Medio Ambiente. Créditos: Victor Amaro / ABC Noticias
Por
Escrito en LOCAL el

Cadereyta.- En un nuevo intento, después del que hicieron este viernes 1 de marzo, autoridades estatales acudieron este sábado a las instalaciones de la refinería de Pemex en Cadereyta, con la intención de clausurarla.

Esto, bajo el argumento de que cuentan con una suspensión provisional para inspeccionar y clausurar la planta de hidrocarburos, según informó Alfonso Martínez Muñoz, secretario estatal de Medio Ambiente.

El amparo fue concedido por una jueza federal a Javier González Alcántara, regidor de Movimiento Ciudadano de San Pedro. Sin embargo, tanto Martínez Muñoz como González Alcántara fueron impedidos por el personal de seguridad de Pemex.

“Estamos esperando a que viniera el jurídico de Pemex, y pues nos acaban de avisar que no va a venir. 

“Ya como quiera íbamos a cerrar las actividades de este día (…). No nos están permitiendo entrar; hay gente armada”, dijo Martínez Muñoz tras esperar en las instalaciones de la refinería alrededor de una hora. 

Ante la negativa, Martínez Muñoz y González Alcántara señalaron que hay un desacato por parte de Pemex, y pegaron la orden de la Secretaría de Medio Ambiente en una barda perimetral de la planta.  

También apuntaron que la suspensión que ellos obtuvieron puede "convivir" con aquella conseguida por las cabezas de Pemex, la cual no les obstaculizaría la clausura en términos legales.

“Ellos tienen una suspensión para que no se obstaculice la actividad de la refinería. Sin embargo, la resolución que nosotros obtenemos de manera posterior ordena una inspección y medidas de seguridad”, aclaró González Alcántara. 

“Son dos resoluciones que pueden convivir perfectamente entre sí. Nada más que aquí, claramente, Pemex está escondiendo algo. La suspensión que ellos tienen en lo absoluto habla de que no podamos nosotros entrar a inspeccionar”.

Ayer, el Estado aseguró que, finalmente, había clausurado la refinería. Más tarde, rectificó que el personal de Pemex les impidió lograr su cometido, por lo que la planta de hidrocarburos continúa en operaciones.