Mujer recibió trasplante de pulmones con covid

Nicole Fernandez
23 de Febrero 2021, 11:01 horas.
Mujer recibió trasplante de pulmones con covid

Foto: Especial

Comparte en iconoiconoicono

Se está pidiendo que se realicen pruebas más exhaustivas a los donantes.

Michigan, Estados Unidos.- Médicos dicen que una mujer contrajo COVID-19 y murió el otoño pasado, dos meses después de recibir un trasplante de doble pulmón contaminado, de un donante que resultó albergar el virus que causa la enfermedad, a pesar de que no mostraba signos de enfermedad y que inicialmente dio negativo.

Los funcionarios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan sugirieron que podría ser el primer caso comprobado de coronavirus en los Estados Unidos, por transmisión a través de un trasplante de órganos. Un cirujano que manejó los pulmones del donante también se infectó con el virus y se enfermó, pero luego se recuperó.

El incidente parece ser aislado, el único caso confirmado entre casi 40,000 trasplantes en 2020. Pero ha dado lugar a solicitudes de pruebas más exhaustivas de los donantes de trasplantes de pulmón, con muestras tomadas de las profundidades de los pulmones del donante, así como de la nariz y la garganta, dijo el Dr. Daniel Kaul, director del servicio de trasplantes de enfermedades infecciosas de Michigan Medicine.

"Absolutamente no hubiéramos usado los pulmones si hubiéramos tenido una prueba de COVID positiva", dijo Kaul, coautor de un informe sobre el caso en el American Journal of Transplantation.

El virus se transmitió cuando los pulmones de una mujer, que murió después de sufrir una lesión cerebral grave en un accidente automovilístico, fueron trasplantados a otra mujer con enfermedad pulmonar obstructiva crónica en el Hospital Universitario de Ann Arbor. Las muestras de nariz y garganta recolectadas de forma rutinaria, tanto de donantes como de receptores de órganos, dieron negativo al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

"Todos los exámenes que normalmente hacemos y podemos hacer, los hicimos", dijo Kaul.

Sin embargo, tres días después de la operación, la receptora tuvo fiebre; su presión arterial bajó y su respiración se volvió dificultosa. Las imágenes mostraron signos de infección pulmonar.


image



A medida que su condición empeoraba, la paciente desarrolló un shock séptico y problemas de función cardíaca. Los médicos decidieron realizar la prueba del SARS-CoV-2, de acuerdo con Kaul y muestras de sus nuevos pulmones dieron positivo.

Sospechando del origen de la infección, los médicos regresaron a las muestras del donante del trasplante. Una prueba molecular de un hisopo de la nariz y la garganta de la donante, tomada 48 horas después de que le obtuvieron los pulmones, dio negativo para el SARS-Cov-2. La familia del donante les dijo a los médicos que no tenía antecedentes de viajes recientes o síntomas de coronavirus y que no tenía exposición conocida con alguien con la enfermedad.

Los médicos habían mantenido una muestra de líquido lavada desde lo profundo de los pulmones del donante. Cuando analizaron ese líquido, resultó positivo para el virus. Cuatro días después del trasplante, el cirujano que manipuló los pulmones del donante y realizó la cirugía, también dio positivo. El examen genético reveló que el receptor del trasplante y el cirujano habían sido infectados por el donante. Otros diez miembros del equipo de trasplantes dieron negativo al virus.

La receptora del trasplante se deterioró rápidamente y desarrolló una falla orgánica multisistémica. Médicos probaron tratamientos conocidos para combatir el Covid. Finalmente, fue colocada en la opción de último recurso de oxigenación por membrana extracorpórea, en vano. Se le retiró el soporte vital y murió 61 días después del trasplante.

Antes de este incidente, no estaba claro si el virus podía transmitirse a través de trasplantes de órganos sólidos, aunque está bien documentado con otros virus respiratorios. La transmisión por donantes de H1N1 2009 se ha detectado casi exclusivamente en receptores de trasplantes de pulmón, dijo Kaul.

Si bien, no es sorprendente que el SARS-CoV-2 pueda transmitirse a través de pulmones infectados, sigue siendo incierto si otros órganos afectados por COVID-19 (corazones, hígados y riñones, por ejemplo) también pueden transmitir el virus.


Te puede interesar