El Buen Fin es para ti, si dices 7 veces "sí"

Muchos no están del todo seguros del si deberían realizar ciertas compras necesarias, o innecesarias, durante estas dos semanas de locura. ¡Averígualo aquí!

Por
Escrito en NACIONAL el

La época del Buen Fin ha llegado una vez más y con ella las ansias de comprar, adquirir, tener y desear una consola de videojuegos nueva, la mejor ropa, una tele último modelo o un próximo viaje en puerta.

Tener dinero en mano, literalmente y figuradamente, le da mucho poder a uno estos días. Unos piensan detalladamente cada clic que dan al ver promociones y ofertas, mientras otros pasan constantemente la tarjeta dejando que su “yo del futuro” se preocupe después. ¡Hey! Claro que cada uno sabe en qué gastar el dinero que tanto ha costado ganar y nadie debería decir lo contrario… pero honestamente, El Buen Fin no es para todos, aunque las marcas así lo hagan ver.

El “tener” dinero en una tarjeta de crédito no significa que se tenga de verdad. Al usarse una tarjeta debe haber una planeación detrás, organización y un análisis adecuado. Si bien es genial usarla, y tiene sus beneficios, también podría ser dañino si no se maneja correctamente. Tu estado de cuenta te lo hará saber.

Es muy importante tomar buenas decisiones y no realizar compras impulsivas o innecesarias; especialmente estas dos semanas de Buen Fin. Como consumidor, uno tiene que preguntarse: “¿De verdad necesito comprar algo este Buen Fin 2020?” Las siguientes preguntas te indicarán la respuesta. 

 

¿Tienes el presupuesto adecuado?

Hay dinero que puedes gastar y dinero que no, por lo que tener un presupuesto, y mantenerte adherido a el, es muy importante. Especialmente si tienes otras cosas que pagar.

 

¿Tienes tarjetas de crédito?

Considera comprar a meses sin intereses. Muchas marcas han habilitado esa opción para tarjetahabientes, y que así se les sea más cómodo pagar una tele por ejemplo. Además, hay beneficios extras, pero eso depende de las promociones que cada banco tenga.

 

¿En verdad necesitas algo?

En ocasiones, como en este Buen Fin, uno no puede evitar pensar en adquirir algo en forma de “un gustito”.  Pero luego esos gustitos se acumulan y el carrito de compras ya tiene más de tres cosas que posiblemente no necesitas. Es mejor enfocarse en las necesidades y después en los “auto regalos”.

 

¿Sabes con exactitud qué comprar?

Hay que tener bien identificado los productos a comprar. Haz una lista de cosas que necesitan cambiarse, de prioridades, de cosas que tengas en mente y ve descartando las que puedes dejar para después. Si tu lavadora ya está en sus últimos días o tu laptop no da más, son ejemplos de productos que irían en las primeras posiciones de prioridades.

 

¿Sabes comparar precios?

Es enorme la cantidad de marcas que forman parte del Buen Fin 2020. Todas las tiendas tienen promociones y de diversos tipos. También, depende mucho de si compras en efectivo o con tarjeta. Realiza un análisis, pregunta a otros sobre si han visto algo de tu interés y no tardes mucho en decidir porque las ofertas vuelan. 

 

¿Sabes identificar ofertas y promociones?

Aunque una tienda tengo el símbolo en grande de 25% o un 3x2, no siempre es lo mejor tomar esos tipos de promociones y ofertas. Hay letras chiquitas que leer.

 

¿Sabes en qué invertir?

Probablemente no es la mejor idea adquirir boletos de viajes en estos inestables tiempos. Tampoco comprar ropa y calzado. Podrías tener un gran valor por tu dinero en forma de una computadora o hasta una casa. La pandemia ha puesto las cosas en perspectiva sobre qué es más importante y qué no.

 

¿Es mejor comprar después de El Buen Fin?

Si tienes en mente comprar algo o varias cosas que en realidad no son necesarias para mañana, sería bueno que esperes un poco cuando haya pasado toda la locura; incluyendo la navideña. En la cuesta de enero suele haber descuentos iguales o hasta mejores.