Nosotros no pedimos ninguna constancia: SAT

Raquel Buenrostro, la jefa del Servicio de Administración Tributaria dijo que los trabajadores solo deben conocer datos específicos para que no se les solicite el documento.

Imagen ilustrativa de una persona en la página del SAT.Créditos: Redes Sociales.
Escrito en NACIONAL el

México.- El Servicio de Administración Tributara nunca habría pedido directamente a las empresas que entregar la constancia de situación fiscal, un trámite que deben hacer los trabajadores, aclaró la jefa del SAT, Raquel Buenrostro.

La funcionaria explicó en una entrevista con Milenio Televisión que las empresas comenzaron a pedir el documento a sus empleados recientemente, porque se requerían datos en específico por la entrada en vigor de la factura 4.0.

El problema habría sido principalmente para las empresas grandes, ya que muchos de sus trabajadores no conocen la dirección que tienen registrada en su RFC.

Comentó que, si cualquier trabajador conoce su código postal y su razón social, el patrón no tiene por qué exigir el documento y en especial, condicionar su pago en caso de no entregar el mismo.

“Hay que aclarar que el SAT nunca pidió una constancia de situación fiscal, ¿nosotros para qué la querríamos? Desafortunadamente el problema se presentó en empresas con nóminas muy grandes.

 

“Si cualquier trabajador conoce su código postal y su razón social el patrón o empleador no tiene por qué exigirles la constancia de situación fiscal… Se dieron seis meses y la realidad es que se los empezaron a pedir en julio”, dijo.

La nueva factura electrónica 4.0 será obligatoria en 2023 y exige que el nombre y el código postal del domicilio del contribuyente coincidan con el que se tiene registrado en el RFC.

Aclaró que aunque la constancia de situación fiscal es el único documento que contiene la información solicitada y necesitan los datos para timbrar los recibos de nómina, no era necesario que fuera pedida a todos los empleados.

Con estos datos no necesitas la constancia de situación fiscal

De acuerdo con la información proporcionada por Raquel Buenrostro, la jefa del SAT, si los trabajadores conocen sus datos necesarios que son solicitados, pueden ahorrarse el proceso de tramitar la constancia de situación fiscal.

Es necesario que los empleados conozcan su código postal y su razón social, para no necesitar la constancia.