Pobladores asfixian a osezna en Coahuila; niños y policías estarían involucrados

El ejemplar de apenas cuatro meses sufrió la atadura de su cuello y cuatro patas, posteriormente, los lugareños jalaron las cuerdas y le quitaron la vida.

Lugareños someten a osezna en ejido de Coahuila. Créditos: Redes Sociales
Por
Escrito en NACIONAL el

Monclova. – Una osezna de cuatro meses de edad que había bajado a buscar agua en la colonia Santa Cecilia, de la comunidad de Castaños, Coahuila, fue asesinada por un grupo de pobladores, entre los que figuraban adultos y niños.

El caso fue expuesto en redes sociales y se han dejado ver varias fotografías que muestran a más de diez personas en el lugar, quienes sometieron a la cría luego de haberle amarrado sus extremidades con varias cuerdas, mismas que jalaron con la fuerza suficiente para dejar inerte al animal.

Uno de los detalles que más ha molestado a los internautas es que a la zona ubicada en el Ejido Molino de Santa acudieron elementos de la Policía Municipal, a quienes se les ha acusado de ser partícipes de este caso de maltrato animal.

Incluso algunas de las postales muestran a los oficiales aparentemente sonriendo y videograbando con sus teléfonos celulares el preciso momento en donde la osezna se encuentra siendo lastimada.

Imágenes capturadas del ataque a la osezna. 

Medios de comunicación locales señalan que el cuerpo del mamífero fue levantado por personal de Bomberos, quienes en primera instancia lo llevaron a un veterinario, para que diera su dictamen y también consiguiera detalles referentes al peso y dimensiones de la osezna.

El caso ya habría llegado a las oficinas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), quien realizará una investigación para conocer los pormenores de lo sucedido.

 

Osezna vista en el lugar antes de ser capturada por los pobladores. 

Se repite la historia…

De lo sucedido en el año 2012, cuando Bomberos y Protección Civil del Municipio de Zaragoza, en Coahuila, exhibieron el cuerpo sin vida de una osezna previamente torturada de la misma forma, en base a cuerdas y lazos.

El caso fue tomado por la Profepa y por el departamento de Medio Ambiente de Coahuila, quien antes de este hecho había llevado a cabo diversos talleres de capacitación a personas con el fin de evitar que se presentaran estos ataques contra la fauna de la zona.