¿Qué son los 'pocitos' mineros de Coahuila?

Las también conocidas como ‘trampas mortales’ son pozos utilizados para acceder a minas subterráneas desde la superficie.

Fotografía de las labores de rescate de mineros.Créditos: EFE
Escrito en NACIONAL el

Coahuila.- Los pozos, mejor conocidos como ‘pocitos mineros’ son utilizados para el acceso a las minas subterráneas de carbón desde la superficie.

También conocidas como “trampas mortales”, ganaron notoriedad tras el colapso de una mina en Sabinas, Coahuila, donde desde hace más de 48 horas 10 trabajadores quedaron encerrados y no han podido ser rescatados.

Estos pocitos minero son catalogados como peligrosos, debido a que implican bajar hasta 100 metros de profundidad a través de un elevador, que comúnmente no cuenta con seguridad y opera gracias a tecnología antigua, no cuenta con salidas de emergencia, pues tienen un diámetro de solo 1.5 metros.

Los pozos pueden ser verticales o inclinados y sirven principalmente como entrada y salida de personal, acceso de maquinaria y materiales para la extracción de carbón; se usan como conducción de ventilación y paso de las diferentes conducciones necesarias para el funcionamiento de la mina.

¿Por qué se les llama trampas mortales?

Debido a su diseño, que puede ser vertical u horizontal, reciben el nombre de trampas mórateles, ya que solo tienen dos accesos, una arriba y uno abajo, sin salidas de emergencia en caso de presentarse algún accidente.

Las personas encargadas de realizar los pozos, en ocasiones lo hacen sin responsabilidad ni medidas necesarias como estudios topográficos, para prevenir percances.

A 48 horas del accidente los mineros siguen atrapados

Después de las 13:00 horas de este viernes 5 de agosto, los 10 mineros atrapados tras derrumbe cumplieron 48 horas dentro de la mina de carbón en la comunidad de Las Agujitas, en Sabinas, Coahuila.

A dos días del accidente, familiares y amigos conviven con la tristeza e incertidumbre, ante los trabajos de rescate que realizan sin descanso las autoridades estatales y federales, para conseguir el rescate de todos los trabajadores atrapados.

Pese al panorama incierto, la esperanza surgió en la zona, pues, aunque un equipo de buzos no ha logrado ingresar a los tres pozos, se informó que fue encontrada una zona en el laberinto subterráneo donde hay aire y ahí podrían encontrarse los mineros a salvo, en espera de su rescate.