AMLO: Anestesia contaminada provocó casos de meningitis en Tamaulipas

AMLO declaró que los casos de meningitis y de la muerte de algunos afectados en Matamoros fue provocado por un medicamento utilizado como anestesia para cirugías plásticas.

Presidente de México, Andrés Manuel López ObradorCréditos: EFE / José Méndez.
Escrito en NACIONAL el

Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró que los casos de meningitis y de la muerte de algunos afectados en Matamoros, Tamaulipas, fue provocado por un medicamento utilizado como anestesia para cirugías plásticas.

Fue durante la mañanera de este jueves 25 de mayo cuando López Obrador dio a conocer que el doctor, Hugo López-Gatell, se encuentra en las investigaciones del caso.

“Tenemos conocimiento de lo que está pasando en Matamoros desde hace 15 días. Está atendiendo este asunto el doctor, Hugo López-Gatell; ¡en efecto hay una contaminación que produjo estos fallecimientos y se está haciendo toda una investigación”, declaro López Obrador en conferencia de prensa.

Asimismo, dio a conocer que este medicamento utilizado en anestesia para cirugías plásticas se contaminó, y se descubrió que está en mal estado.

“Es una sustancia, un medicamento utilizado como anestesia para cirugías plásticas que se contaminó, que se descubrió, que está en mal estado, lo aplicaron en dos hospitales privados en Matamoros y de está ayudando a quienes fueron afectados y lamentablemente ya hay fallecidos por esta situación”, declaró Andrés Manuel en conferencia de prensa.

Los síntomas de las infecciones de meningitis incluyen fiebre, rigidez en el cuello, vómitos, sensibilidad a la luz o confusión, dolor de cabeza, náuseas, las cuales no se transmiten de persona a persona.

 ¿Qué es la meningitis?

La meningitis es una inflamación de las meninges, las membranas protectoras que rodean el cerebro y la médula espinal. Puede ser causada por infecciones bacterianas, virales, fúngicas o parasitarias. La forma más común de meningitis es la meningitis bacteriana, que puede ser potencialmente mortal y requiere atención médica inmediata.

La meningitis bacteriana es una emergencia médica, ya que puede progresar rápidamente y causar complicaciones graves, como daño cerebral, convulsiones, discapacidad e incluso la muerte. Por otro lado, la meningitis viral tiende a ser menos grave y suele mejorar por sí sola con cuidados de apoyo.

El diagnóstico de la meningitis implica la realización de pruebas como un examen físico, análisis de sangre, punción lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo y cultivos para identificar el agente infeccioso responsable.

El tratamiento depende del tipo de meningitis y puede incluir antibióticos, antivirales, antifúngicos o medicamentos específicos según la causa identificada.