Capturan a hombre que lanzó a perrito a cazo con aceite hirviendo

Sergio “N” se ocultó en casa de una de sus tías varios días hasta que por fin fue detenido por las autoridades.

Cae el asesino de Benito, perrito que fue lanzado a un caso con aceite hirviendo Créditos: Especial
Por
Escrito en NACIONAL el

Coyoacán. – Agentes de la Fiscalía del Estado de México detuvieron este martes al presunto asesino de Benito, el perrito que el pasado domingo 28 de mayo falleció luego de haber sido arrojado a un cazo con aceite hirviendo, en el municipio de Tecámac.

De acuerdo con el reportero de nota roja, Carlos Jiménez, el individuo identificado como Sergio “N”, se encontraba escondido en casa de una de sus tías, lugar en donde se cumplimentó la orden de aprehensión.

Este 30 de mayo, la secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, mencionó que ya se había abierto una carpeta de investigación contra el sujeto, quien actuó de manera agresiva contra el perrito luego de haber sostenido una discusión con el propietario de la carnicería donde ocurrió el hecho.

Sergio "N", hombre detenido por maltrato animal | Fiscalía General del Estado de México 

Lo realizado por Sergio “N” no se quedó solo en el ataque contra el animal, ya que durante su arribo al negocio de venta de carnes frías insultó y amagó con un objeto punzocortante al dueño.

El suceso tomó fuerza en redes sociales, y múltiples organismo defensores de los animales y la sociedad en general manifestó su repudio contra el hombre, quien luego de arrojar al can al contenedor metálico se había dado a la fuga en un auto color blanco.

Sergio “N” fue trasladado a la Agencia 50 de la Fiscalía  General de Justicia de la CDMX para su certificación; posteriormente será presentado a la Autoridad Judicial correspondiente, donde se determinará su situación jurídica.

Imagen dedicada a Benito, perrito asesinado en Estado de México | Facebook / Dog Vader

En apego a las leyes del Estado de México, el hombre recién capturado podría pasar hasta seis años en prisión, además de 200 a 400 días multa.  

Esto último establecido en los artículos 235 Ter y 235 Quater del Código Penal, que buscan la debida protección de la vida y trato digno hacia los animales.