Hay alerta roja por escasez de lluvias en Tamaulipas

La Secretaría de Recursos Hidráulicos para el Desarrollo Social del estado señaló que se han acumulado 8 años consecutivos con lluvias por debajo de lo normal.

Tamaulipas sufre sequía de ocho años.Créditos: Especial
Por
Escrito en NACIONAL el

Cd. Victoria.- El estado de Tamaulipas se encuentra en la alerta roja del semáforo hídrico por la escasez de lluvias desde hace casi una década, advirtió Raúl Quiroga Álvarez, secretario de Recursos Hidráulicos para el Desarrollo Social a nivel estatal.

De acuerdo con Quiroga, la crisis no radica en la falta absoluta de agua, sino en la preocupante escasez de fuentes disponibles. 

Aunque el 54 por ciento de la población reside en ciudades fronterizas con suministro suficiente, la distribución es desigual. Por ejemplo, en Ciudad Victoria, a pesar de contar con una reserva significativa en la Presa Vicente Guerrero, la extracción es limitada debido a la falta de infraestructura adecuada. 

El funcionario señaló que la zona sur del estado enfrenta un descenso en el sistema lagunario, lo que ha desencadenado esfuerzos para prevenir extracciones ilegales a lo largo del Río Guayalejo y Tamesí para así evitar que la crisis aumente. 

El secretario hidráulico agregó que Tamaulipas vive una sequía histórica, con ocho años consecutivos de lluvias por debajo del promedio, que ha agravado la situación, especialmente en los distritos de riego. 

“La sequía ha sido histórica, nunca se habían acumulado ocho años consecutivos lloviendo por abajo del promedio”, Raúl Quiroga Álvarez, secretario de Recursos Hidráulicos para el Desarrollo Social de Tamaulipas.

Quiroga Álvarez enfatizó que las personas que no utilicen de manera responsable el agua, serán acreedoras a una multa por los organismos operadores en el estado. 

“Cualquier uso ineficiente del agua está siendo multado por los organismos operadores en el estado”, advirtió el funcionario tamaulipeco.

En cuanto a una posible solución, mencionó un nuevo pozo de agua, cuya calidad está siendo evaluada. 

Los primeros resultados sugieren que el agua es de primera calidad, lo que podría ofrecer un alivio a la crisis en el corto plazo, pero se necesitarán esfuerzos continuos y medidas efectivas para abordar la crisis hídrica en Tamaulipas.