Renuncia secretario de Seguridad de Taxco tras revictimizar a mamá de Camila

Doroteo Eugenio Vázquez culpó a la mamá de la menor de no cuidarla y dejarla ir sin medidas de seguridad.

Doroteo Vázquez renunció a su cargo tras culpar a la mamá de Camila de no cuidarla en Taxco, GuerreroCréditos: Redes sociales
Escrito en NACIONAL el

Guerrero. -  Mario Figueroa, alcalde de Taxco, Guerrero, confirmó la renuncia de Doroteo Eugenio Vázquez de la Secretaría de Seguridad Pública.

De acuerdo a medios nacionales, el ahora exsecretario de Seguridad, hizo comentarios de revictimización en el caso de la niña Camila.

Fue durante una entrevista con Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, que el alcalde Mario Figueroa informó que había solicitado la separación del cargo de Vázquez.

“Él ya se fue, él ya no está en el equipo. Le pedí su renuncia y ya está dado de baja”, señaló.

¿Qué dijo Doroteo Vázquez?

El exsecretario de Seguridad Pública de Taxco, Guerrero refirió que la madre de la niña Camila, tuvo responsabilidad maternal en el asesinato de su hija.

“Hubo una responsabilidad maternal y hay una omisión, porque si yo como padre tengo un hijo pues debo de vigilarlo, aquí la mamá supuestamente dejó salir a su niña y sin las medidas de seguridad pertinentes porque ella refería que la persona que falleció era amiga de ella”, mencionó el pasado 28 de marzo para el medio Foro Tv.

Días después, en el espacio de López-Dóriga, ofreció una disculpa pública a la madre de Camila por las palabras que dijo.

Madre de Camila responde a Doroteo Vázquez

La madre de Camila, la niña de 8 años secuestrada y asesinada por una vecina, refirió que ella siempre cuidaba a su hija, sólo que confió en las personas equivocadas.

“No es mi culpa, yo siempre he cuidado a mi hija y no solo tengo una, tengo tres, no es mi culpa. Yo siempre estuve al pendiente de ellas y la gente que me conoce lo sabe; o simplemente confié en su amiga”.

¿Qué le pasó a Camila?

La niña salió de su domicilio el miércoles 27 de marzo y tal era su felicidad que ingresó saltando a una vivienda, sin embargo, ya no salió, y su familia reportó su desaparición horas más tarde.

La Fiscalía General del Estado recibió el reporte y lanzó una ficha de búsqueda sin que se obtuvieran resultados positivos, hasta que poco a poco comenzaron a salir diversas pruebas que dejaron entrever que algo negativo le había sucedido a Camila, y que detrás de ello estaba la familia que la había invitado a su casa.

Las autoridades señalaron que la niña fue privada de su vida por conocidos de sus familiares y posteriormente su cuerpo fue sacado del lugar donde se cometió el crimen.

Fue hasta la madrugada del Jueves Santo, que localizaron en bolsas negras el cuerpo de la menor en la carretera Taxco-Cuernavaca.