Niña se reencuentra con su madre migrante gracias a una imagen en televisión

Nicole Fernandez
10 de Junio 2021, 18:01 horas.
Niña se reencuentra con su madre migrante gracias a una imagen en televisión

Glenda Valdez con su hija, Emely, llorando en el reecuentro. Foto: AP

Comparte en iconoiconoicono

La niña es Emely Domínguez, la pequeña hondureña conocida por cruzar sola la frontera.

Estados Unidos.- Un conmovedor reencuentro tuvo lugar en el aeropuerto internacional de Austin-Bergstrom de Texas entre madre e hija separadas por una relación inestable y la frontera entre México y Estados Unidos.

Glenda Valdez partió de Honduras a buscar el sueño americano después de tener a su pequeña, Emely. Valdez la tuvo que dejar atrás debido a que el padre de la niña no la procuraba, ni apoyaba con su calidad de vida.

En busca de una vida mejor, Valdez dejó a Emely con su abuela, madre de ella, pero el padre la tomó.

Finalmente, el padre decidió devolver a su hija, pero sin decirle a Glenda cómo llegaría. El hombre la dejó con otro adulto para que la llevara a la frontera y cruzara.

Como sabemos, cruzar la frontera es un trayecto mucho más que complicado. Especialmente para una niña.

Te podría interesar: Niña hondureña de 8 años llega completamente sola a frontera estadounidense

Agentes de la Patrulla Fronteriza, en uno de sus rondines, encontraron a Emely en La Joya, Texas. Estuvo caminando con gente que no conocía y sin un zapato, llorando y llorando.

Dijo la niña: "Tenía sed y no había nada que beber. No sabía hacia dónde iba".

Emely les dijo a los agentes que contaba con la información de su madre para contactarla una vez que cruzara, pero perdió los datos. Entonces, describió a Valdez para intentar encontrarla. Valdez afirma no saber que Emely llegaría con ella, cruzando la frontera a pie. Entonces, cuando ve por el medio Univision una foto de la niña, supo que se trababa de ella.

Glenda llamó a todos los números posibles, desde el canal, hasta autoridades americanas para llegar a Emely.

"Me quedé traumada, como en shock. Imagínate tú: Miras la televisión y ves a tu hija. Ay, Dios mío. No tenía palabras, no sabía qué decir porque estaba en shock", dijo Valdez. "Fue muy duro para mí, muy triste. Y más luego verla a ella llorando y todo lo que ella decía me partía el alma... Ver la imagen de ella descalza...".

El reencuentro no fue tan rápido como hubieran deseado. La desesperada madre recibió largas y largas sobre Emely. Pero, finalmente, recibió la deseada llamada. La pequeña estaba en un albergue de gobierno y se podrían reunir pronto. Días después, se abrazaron en el aeropuerto

recuadro
Glenda Valdez abrazando a Emely, junto con otra de sus hijas en el aeropuerto. Foto: AP

A Emely no solo la esperaba una amorosa madre. Valdez volvió a hacer su vida con un nuevo esposo y dos hijas más, por lo que una gran familia también estaría abrazando a la pequeña que se quedó sin zapato, enviada a cruzar la frontera con un grupo de desconocidos. 

Glenda dice que está recuperando el tiempo con Emely y que nunca más se volverán a separar. 

"Pues el plan es todos los que Dios quiera y poder estar con ella aquí", dijo Valdez. "Pues no volvernos a separar nunca más. Pedirle a Dios que no nos separemos nunca más. Darle todo el amor que no le he dado. Todo lo que le hace falta. Darle todo lo que yo pueda y llevarla a la escuela. Que tenga un futuro mejor, que pueda remediar un poco todo lo ocurrido".

Los casos de niños que intentan cruzar la frontera solo crecen y crecen al paso de los días. Según un informe de Axios, la Casa Blanca dijo que la cantidad de niños podría aumentar a 26,000 por mes en septiembre, el final del año fiscal 2021.

Te puede interesar