No creo en la pena de muerte: AMLO

Redacción ABC
26 de Febrero 2020, 09:45 horas.
No creo en la pena de muerte: AMLO

Foto: Internet

El mandatario dijo que la pena de muerte no da paz ni tranquilidad

Ciudad de México.- Ante la iniciativa del Partido Verde de dar pena de muerte a violadores y homicidas de menores de edad, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no cree en ese castigo porque no es una opción para la paz.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, AMLO dijo que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia y se pronunció convencido de que el ser humano es bueno por naturaleza.

Nota relacionada: Pide Partido Verde 'revivir' pena de muerte

"No creo en la pena  de muerte y no creo que sea esta una opción, una alternativa. La paz y tranquilidad son frutos de la justicia, estoy convencido de que el ser humano es bueno por naturaleza, que son las circunstancias las que llevan a algunos a irse por el camino de las conductas antisociales.

"Creo en el ser humano, entonces considero que no sea una solución lo de la pena de muerte", agregó.

El día de ayer el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma de la Constitución para recuperar la pena de muerte en el país y aplicarla en casos de violaciones, feminicidios y homicidios dolosos.

Nota relacionada: Desaparece niña; hallan su cuerpo en bolsa en CDMX

A la iniciativa se sumaron cinco diputados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido fundado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

El texto contempla modificar la Ley Fundamental para recuperar la pena de muerte, expresamente prohibida en la Constitución, ya que "gravar las sanciones penales o incluso imponer cadena perpetua para ciertos delitos no ha resultado una solución efectiva para inhibir la comisión de crímenes de extrema crueldad".

Nota relacionada: 'Me entró el diablo y la maté'

En su exposición de motivos, los diputados señalan recientes feminicidios que han conmocionado el país, como el asesinato de Ingrid, una joven desollada por su pareja, o de Fátima, una niña de 7 años cuyo cuerpo apareció en una bolsa.