No te endeudarás este Buen Fin…

Nicole Fernandez
13 de Noviembre 2020, 18:13 horas.
No te endeudarás este Buen Fin…

Foto: Especial

Comparte en icono icono icono

Y te decimos el cómo lograrlo, aquí.

Es fácil llegar a ser consumido por El Buen Fin y no ser un simple consumidor. Las ofertas y las promociones están en cada esquina y son prácticamente inevitables de ver. 

Caer en una, dos o tres promociones del evento es válido, pero caer en cuatro, cinco o más, especialmente cuando no lo deberías de hacer, es fácil. Después, cuando llega el estado de cuenta, o cuando tomaste dinero de tus ahorros que no debiste de agarrar, es posible que uno se diga así mismo “no debí de haberlo hecho”. Por eso, las compras planeadas son importantes.

Muchos esperan El Buen Fin para adquirir algo muy caro que querían y estuvieron ahorrando para eso, o están esperando esa maravillosa oferta que se ajusta perfecto con la quincena. Esa estrategia los salva de ahogarse en deudas con la tarjeta de crédito o con la tarjeta de Liverpool.

Sabemos que la administración financiera es aburrida, pero es muy necesaria. Por lo que no te endeudaras este Buen Fin si sigues los siguientes “mandamientos de compra inteligentes”.

image

Piénsalo bien y se práctico

Sabemos que se quisiera comprar todo en el momento, pero a veces no es posible. Es mejor tener un buen plan financiero para una cosa grande, que uno que se vaya en cosas inesperadas o no planeadas. 

Piensa bien si lo que estás viendo lo necesitas. Analiza el uso que le darás.

 

Tener un presupuesto es lo ideal

Los ingresos no son solo para El Buen Fin. Hay despensa que comprar, servicios que pagar y otras deudas que terminar. 

Preparar un presupuesto siempre es bueno. Sabrás en qué puedes gastar y te mantendrá en un carril de responsabilidad. Además, evitarás gastos innecesarios.

 

No caigas en lo momentáneo

Esos caprichos o “gustitos” que no tomaste en cuenta al realizar el presupuesto podrían ser solo un antojo del momento. Concéntrate en lo que en verdad necesitas y no dejes para después lo que puedes comprar ahora. Podrás tener esos jeans después.

 

La tarjeta de crédito no es para todo

Y el “no es para todo” aplica en cosas pequeñas y grandes. Antes de pasarla, piensa bien si esos gastos pequeños que se están cumulando no traerán consigo una enorme cantidad a pagar después, o si en verdad puedes pagar ese gasto grande a corto plazo.

 

Hay deudas con beneficios

Los bancos están aplicando promociones a meses sin intereses. Unos dan beneficios, otros puntos. También, si adquieres algo como una casa, ese crédito hipotecario realmente será una buena compra.

 

Ante todo, y especialmente El Buen Fin, hay que ser financieramente responsables. ¡No te endeudes!

Te puede interesar